Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

Comparecencia del presidente del Gobierno tras informar al jefe del Estado de la composición del nuevo Gobierno de España

La Moncloa, miércoles 6 de junio de 2018
Buenas tardes.

Gracias a todos los medios de comunicación por acudir a esta comparecencia de prensa. 

Como saben, acabo de informar al jefe del Estado sobre la composición del nuevo Gobierno de España.

Y, antes de nada, antes de darles a conocer todos los nombres que van a componer el nuevo Consejo de Ministros, sí quisiera agradecer públicamente a las personalidades que compondrán este equipo el haber aceptado el ofrecimiento, y el haber aceptado servir a los españoles y españolas durante los próximos meses. El haber aparcado, en definitiva, por un tiempo, sus prestigiosas carreras profesionales, como verán, para servir al país, para servir a la ciudadanía, y, en especial, a aquello que más necesitan del abrigo, del amparo de lo público.

Como verán todas ellas y todos ellos son personas que atesoran una acreditada preparación: la garantía de la experiencia contrastada y una inquebrantable vocación de servicio público.

El nuevo Gobierno de España es el reflejo de lo mejor de la sociedad a la que aspira a servir.

Un nuevo Gobierno para una sociedad como la española que es paritaria -la mitad de la ciudadanía son mujeres-, intergeneracional, abierta al mundo, pero también anclada en la Unión Europea, comprometida socialmente. Una sociedad altamente cualificada. 

La sociedad española cuenta con muchos jóvenes, y no tan jóvenes, altamente cualificados; algunos ejercen profesionalmente tareas para las que estudiaron durante muchos años de forma dura, y, otros, desgraciadamente la mayoría, si trabajan, lo hacen en empleos completamente distintos a su formación fuera y dentro de nuestro país. 

Este nuevo Gobierno aspira a ser el fiel reflejo de una sociedad como la española, que no pierde nunca la esperanza, que trabaja y estudia, que lucha por encontrar su camino profesional.

Un nuevo Gobierno cuyos miembros son plenamente conscientes de las exigencias democráticas de ejemplaridad pública y dedicación, que la política no es una carrera profesional, sino una etapa más en la vida personal, y que la política exige, hoy más que nunca, escuchar, dialogar y consensuar con aquél que piensa distinto.

Y este nuevo Gobierno es un Gobierno abierto. Propuesto por el Partido Socialista, como le dije a la Cámara, pero que aspira a representar a la mayoría de la ciudadanía. Compuesto por líderes en cada uno de sus ámbitos, respetados y reconocidos, que comparten una misma vocación de servicio público y una misma visión de la sociedad: progresista, modernizadora y europeísta.

Un Gobierno preparado para abordar los grandes desafíos de la España del siglo XXI, que no son otros más que la modernización de nuestra economía, con la ciencia, como principal motor; la consolidación de nuestro actual ritmo de crecimiento económico; la lucha contra todo tipo de desigualdad, social, de oportunidades, y sobre todo, de género; la regeneración democrática y el combate contra la corrupción; el fortalecimiento de nuestro proyecto común, del proyecto nacional, reconociendo la diversidad de su ser, que debe recuperar su papel protagonista en el proyecto europeo como espacio desde el que dar respuestas efectivas a los desafíos que tienen las sociedades contemporáneas a los cuales España no es ajena: la precariedad laboral, la desigualdad, el cambio climático, la despoblación, el combate contra el terrorismo internacional; el combate también contra el crimen organizado, así como la integración de sociedades plurales y la solidaridad con los refugiados. 

El nuevo Gobierno de España está integrado por las siguientes Carteras y los nombres que paso a detallarles:

El ministro de Asuntos Exteriores, de Unión Europea y de Cooperación será Josep Borrell.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado.

La ministra de Defensa, Margarita Robles.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

La ministra-portavoz y ministra de Educación y de Formación Profesional, Isabel Celaá.

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio.
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

La ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, que será la única vicepresidencia que tendrá el Gobierno, Carmen Calvo.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

El ministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta.

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón.

Y, el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque.

A todas y a todos les agradezco su confianza, su disposición, y, también, su compromiso con nuestro país.

Tres apuntes más me gustaría hacerles para finalizar esta comparecencia de prensa.

El primer apunte es que este nuevo Gobierno está comprometido con la igualdad de manera inequívoca. Me han escuchado decirlo en muchas ocasiones, España cambió el pasado 8 de marzo. Hubo un antes y un después en nuestro país con las movilizaciones feministas. Y el nuevo Gobierno es fiel reflejo de ese movimiento. Reúne, por primera vez en la historia de nuestra democracia, a más mujeres que hombres en el Consejo de Ministros (11 de 17 son mujeres). Otorga el peso de las responsabilidades en materia económica a las mujeres, y sitúa las políticas de igualdad como una auténtica prioridad en la cúspide de la acción del Gobierno liderados por la Vicepresidencia del Gobierno.

En segundo lugar, es un Gobierno que pasa de 13 a 17 Carteras. Y les quiero explicar por qué. 

En primer lugar, porque recupera el Ministerio de Cultura, que nunca debió de ser suprimido. Que representa no solamente fuente de riqueza intelectual y espiritual, sino también, fuente de riqueza económica y de creación de empleo.

En segundo lugar, porque visibiliza la potencia industrial de nuestro país, con la creación del Ministerio de Industria, de Comercio y de Turismo. Esta es una demanda largamente planteada por muchísimos sectores productivos vinculados con la industria.

En tercer lugar, porque concentra en el Ministerio de Transición Ecológica las políticas que construirán un futuro sostenible en un país, en el que el debate sobre el cambio climático, sus consecuencias y sus desafíos no se les ha prestado la debida atención desde el ámbito público.

Y en cuarto lugar, porque se crea el Ministerio de Ciencia, fusionándolo con Innovación y con Universidades. 

Y, al tiempo -y esto me gustaría subrayarlo-, el Ministerio de Educación hace emerger un objetivo que va a ser fundamental para el nuevo Gobierno como es la Formación Profesional. 

Además, en tercer lugar, se crea un Alto Comisionado de Lucha contra la Pobreza Infantil, que es una aceptable realidad que sufren cientos de miles de niños y niñas en nuestro país y que va a depender directamente de la Presidencia del Gobierno.

Vamos a movilizar todos los recursos necesarios, desde el ámbito público y desde el ámbito privado, para extirpar el duro presente que sufren muchos niños y niñas en un país que crece al 3 por 100, pero que no reparte justamente ese crecimiento, como consecuencia, entre otras cuestiones, de esa pobreza infantil. Ese es el fiel  reflejo de esa desigualdad en la redistribución del crecimiento.

Y, en cuarto lugar, el cuarto apunte, es que este es un Gobierno decididamente europeísta. Europa es nuestra nueva patria, el espacio que debemos fortalecer para dar respuestas eficaces a los desafíos que como país tenemos por delante. De ahí, no solamente el perfil de muchos de los Ministerios o de las personalidades que van a ocupar los distintos Ministerios, las distintas Carteras, sino también, el hecho de que incluyamos, por primera vez, en la designación del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación el nombre de la Unión Europea.

En resumen, el nuevo Gobierno aspira a ser -como he dicho al principio de mi intervención-, fiel reflejo de lo mejor de la sociedad a la que aspiramos servir. 

El nuevo Gobierno nace con el objetivo de servir a la modernización de España, a impulsar su crecimiento, a hacerlo de manera sostenible, a reconstruir la cohesión social y territorial dañada durante estos años, y a regenerar la vida pública en nuestro país. 

Un Gobierno que combina la gestión privada con la gestión pública, que une a personas de distintas generaciones, de distintas trayectorias profesionales, nacionales y, también, internacionales. Y que, con realismo, pero también con ambición, está dispuesto y preparado para hacer de España un país mejor.

Muchas gracias. 
  
(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)


»Más Información