Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

Palabras del presidente del Gobierno en la presentación de un cable submarino de telecomunicaciones

Sao Paulo, lunes 24 de abril de 2017

Señor ministro de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Telecomunicaciones, Gilberto Kassab; señor ministro de Asuntos Exteriores; señores Gobernadores; señor presidente de Telebras; señor presidente de Eula-link, Alfonso Gajate; señoras y señores,

Me resulta sumamente grato participar en la presentación del proyecto ELLA-LINK que es, como todos ustedes saben, el cable submarino entre Europa y América Latina, con ocasión de mi primera visita oficial a Brasil.

La conexión por cable submarino entre Europa y América va a viajar, por fin, por el sur del Atlántico. Los diez mil kilómetros de fibra óptica de muy alta capacidad unirán, como acabamos de escuchar, las ciudades de Fortaleza y de Lisboa, y de allí viajarán hasta Madrid.

Esta moderna conexión va a reducir el tiempo de transmisión de datos entre los dos continentes en un 40 por 100. Ganaremos en calidad, ganaremos en fiabilidad y también en confidencialidad en las conexiones entre Iberoamérica y Europa.

Yo quiero aprovechar esta oportunidad para felicitar a todos los que han intervenido en este pionero proyecto. Es pionero porque, aunque el primer cable submarino que unió ambos continentes se desplegó un muy lejano 1850, la conexión era entonces con Estados Unidos y ahora es con Iberoamérica.

Como ustedes saben, aquel primer cable de cobre se rompió en menos de un año al enredarse accidentalmente con las redes de un pescador. Menos de una década después se desplegó otro cable, pero solo podía transmitir 732 telegramas. Siguieron los avances y a finales del siglo XIX ya eran quince los cables submarinos desplegados entre América del Norte y Europa.

Más de un siglo después, en este abril de 2017, ustedes van a realizar la conexión por Iberoamérica, que llegará a Europa por la Península Ibérica y tendrá una muy alta capacidad, de nada menos que 72 terabits por segundo.

Quiero felicitarles porque no es solo un avance técnico, que lo es; además, es una conexión necesaria entre Europa e Iberoamérica. ELLA-LINK es mucho más que un proyecto conjunto entre una empresa brasileña y una española y europea. Es más que una muestra de cooperación público-privada con la colaboración, también muy importante, de la Unión Europea que aporta veinticinco millones de euros a este proyecto. Es, sobre todo, un proyecto que une dos continentes, una unión que simboliza los especiales vínculos que unen a Europa y América, y que se expresa en nuestro pasado común y en la realidad de un presente que ilumina un futuro lleno de oportunidades. Es un proyecto de un enorme valor estratégico.

Con ELLA-LINK, además, invertimos en ciencia y tecnología, ya que, en paralelo, se ha estructurado el proyecto Bella, un consorcio de redes científicas y académicas de ambos continentes: la RedCLARA, que trabaja para fortalecer el desarrollo de la ciencia, la cultura, la educación y la innovación en América Latina, y la red GEANT, que despliega esa importante tarea en Europa.

Estoy seguro de que ELLA-LINK será un paso de gigante en la interconexión entre nuestros dos continentes, con la vocación de extenderse después por todo el territorio iberoamericano hasta la costa del Pacífico, para conectar, entre otros, con el Observatorio Espacial Europeo en Chile.

Les deseo todo el éxito para que este cable nos conecte a un mejor futuro para todos y, como les decía al principio, estoy enormemente honrado de estar aquí, con todos ustedes.

Muchas gracias.

»Más Información