Está usted en:
  • Enviar

Discurso del presidente del Gobierno en el acto de la firma del acuerdo social para la subida del Salario Mínimo Interprofesional

Madrid, martes 26 de diciembre de 2017

Señora ministra de Empleo y Seguridad Social; señores presidentes de CEOE y Cepyme; secretarios generales de UGT y de Comisiones Obreras; autoridades; señoras y señores; queridos amigos, muy buenos días y felices fiestas a todos.

Hoy es un buen día para poner en valor a España y es un motivo de satisfacción poder hacerlo con ustedes, los agentes sociales, los representantes de los trabajadores y de las empresas.

Estamos a punto de cerrar este año 2017. No ha sido un año fácil, pero gracias al esfuerzo de todos los españoles sí es un año que nos ofrece un horizonte de optimismo.

España es una gran nación, es un país abierto, plural e integrador. Somos una de las quince economías más potentes del planeta y una de las mejores democracias del mundo. Seguimos creciendo y creando empleo. Estamos más cerca de conseguir nuestro objetivo de ser veinte millones de personas trabajando y queremos que la recuperación llegue a todos.

La grave crisis económica que padecimos se llevó por delante la esperanza de muchos compatriotas, destruyó el 10 por 100 de nuestra riqueza y 3,8 millones de puestos de trabajo. En aquellos momentos tan duros hubo quienes, dentro y fuera de España, ponían en duda la capacidad de los españoles para superar las dificultades. Decían que tendríamos que renunciar a nuestra soberanía económica y pedir un rescate. Algunos pensaron que tendríamos que renunciar nuestra pertenencia al euro e, incluso, hubo quienes creyeron que tendríamos que renunciar a los fundamentos de nuestro sistema de bienestar social.

Pero el tesón y el coraje de los españoles han sido capaces de superar muchas crisis a lo largo de nuestra historia. Cuando trabajamos unidos, somos capaces de ganar difíciles metas. Hoy, gracias al esfuerzo de todos, sabemos que este año 2017 terminamos de recuperar el Producto Interior Bruto destruido durante la crisis y también sabemos que este año vamos a superar el récord de los tres anteriores en creación de empleo. No serán medio millón los empleos creados este año, sino casi seiscientos mil.

Junto a los datos de empleo, otras muchas magnitudes económicas confirman la solidez de la recuperación económica. España encadena ya cuatro años consecutivos de expansión: crecemos a un ritmo superior al 3 por 100, casi el doble de la media de la zona euro y muy por encima de grandes países como Alemania, Francia o Italia, y cerraremos 2017 con un crecimiento del PIB del 3,1 por 100, muy por encima, de nuevo, de la media de la zona euro.

La economía española es hoy mucho más competitiva y está más volcada al exterior. Exportamos más, lo que nos ha permitido encadenar varios años de saldo exterior positivo. Esto significa que crecemos con nuestros propios recursos sin recurrir al endeudamiento.

Todos los indicadores cualitativos ratifican esta tendencia al alza. A modo de ejemplo, permítanme citar algunos datos de este mes de diciembre: el índice manufacturero alcanza su nivel más alto desde febrero de 2007; la deuda financiera de familias y de empresas se sitúa a niveles de 2006; el número de hipotecas de viviendas crece más del 9 por 100; la recaudación en cotizaciones sociales crece más de un 5 por 100 en términos anuales, lo que supone la mejor cifra desde 2006, y las cifras de gran consumo crecen más de un 4 por 100.

Sabemos, también, y esto es lo más importante, que todavía quedan más de tres millones de españoles que buscan empleo y ese es un acicate por el que todos --el Gobierno de la nación, las Comunidades Autónomas, los Ayuntamientos, los interlocutores sociales y las empresas-- debemos trabajar unidos. El esfuerzo que nos ha permitido llegar hasta aquí ha merecido la pena y nos anima a seguir trabajando en favor de una recuperación económica que llegue hasta la última persona que la necesita y la merece.

Los acuerdos adoptados en los últimos años nos permiten ver el futuro con optimismo; un optimismo modulado por los retos que tenemos por delante. Los acuerdos han sido esenciales.

En el Debate de Investidura, hace poco más de un año, me comprometí a dar un nuevo impulso al diálogo y la concertación social, y en este 2017 hemos empezado a cumplirlo. Entonces, establecimos las prioridades para dar respuesta a la situación de las personas con mayores dificultades de inserción laboral: parados de larga duración, jóvenes y quienes perciben los salarios más bajos en línea con el Salario Mínimo Interprofesional.

Quiero agradecer a los representantes de los trabajadores y de los empresarios su compromiso con un diálogo social que en este año que ahora acaba está dando muy buenos frutos. El diálogo social nos ha permitido la mejora del Programa de Activación para el Empleo y la prórroga extraordinaria hasta abril del Plan PREPARA.

Este clima de acuerdo ha servido, también, para la aprobación, hace ahora un año, del Real Decreto Ley de medidas urgentes para la impulso del Sistema Nacional de Garantía Juvenil. Esta medida ha permitido que concluyamos 2017 con más de un millón de jóvenes inscritos en el Programa de Garantía Juvenil. Es un programa exitoso, pues el 40 por 100 ha encontrado un empleo desde su puesta en marcha.

Y en ese mismo marco de acuerdo, pactamos con el Partido Socialista una subida del 8 por 100 del Salario Mínimo. Hoy damos un paso más en esa dirección. El acuerdo que vamos a firmar diseña, como ustedes saben, una senda plurianual de subida del Salario Mínimo y nuestro objetivo es que llegue en 2020, como se ha recordado esta mañana aquí, a los 850 euros al mes, casi doce mil euros al año en catorce pagas. Esta subida quiere contribuir a que los efectos positivos de la recuperación económica lleguen a todos. Es un acuerdo razonable y es un acuerdo sostenible, que liga la subida de cada año a que continuemos la senda de recuperación que iniciamos en el año 2014. Desde entonces, hemos crecido por encima del 3 por 100 y hemos creado más de medio millón de empleos al año.

Pues bien, el acuerdo que hoy firmamos mantendrá la subida anual del Salario Mínimo Interprofesional, siempre que nuestro crecimiento económico sea de, al menos, del 2,5 por 100 y la creación de empleo de 450.000 puestos de trabajo al año. Son límites muy prudentes, porque quedan por debajo de lo que estamos logrando. Como he recordado hace un momento, este año, 2017, creceremos al 3,1 por 100 y se crearán más de seiscientos mil empleos.

La creación de empleo, como ustedes saben, es, y sigue siendo, el principal objetivo en la Legislatura. Queremos una recuperación económica intensiva en el empleo y en esa tarea el papel de los sindicatos y de las organizaciones empresariales es fundamental. Por eso, les quiero reconocer públicamente su contribución a hacer de 2017 el mejor año para el empleo en términos homogéneos.

Queremos que la recuperación llegue a todos los hogares y a todos los salarios, especialmente a los más bajos. No queremos que nadie quede atrás y, por eso, vamos a mejorar los salarios empezando por los más bajos. En realidad, el Gobierno, como saben, solo puede figar el Salario Mínimo Interprofesional, porque los salarios se fijan en negociación colectiva. Según nuestras estimaciones, 530.000 personas podrán beneficiarse en este momento del 4 por 100 que planteamos para 2018.

El de hoy es un pacto que nos demanda la sociedad española, un acuerdo de país que avanza en la igualdad en el empleo, con condiciones laborales justas. Es un acuerdo que requiere el consenso de todos, también de otras fuerzas políticas, que confío en que sabrán estar a la altura.

Señoras y señores,

Nuestra democracia ha sabido firmar grandes pactos con los agentes sociales y este es uno de ellos. Ayer se cumplieron cuarenta años y dos meses de la firma aquí mismo, a 150 metros escasos, de los Pactos de La Moncloa. Aquel 25 de octubre de 1977 se alcanzó el primero de los grandes acuerdos para la estabilidad económica y el progreso social de nuestra democracia, y queremos seguir recorriendo ese camino de esfuerzo y de superación.

Me gustaría, para terminar, expresar, en nombre del Gobierno, la gratitud hacia todos los españoles por su actitud valiente y luchadora en los peores momentos de la crisis; gratitud hacia la sociedad española por haber sabido responder con paciencia, con energía y con perseverancia. España es un gran proyecto compartido que mejora con el concurso de todos. Va a mejorar, sin duda, gracias a este buen acuerdo que ha sabido conjugar generosidad y responsabilidad, pensando en los trabajadores con menores salarios.

Y termino ya. Es mucho lo que nos une: nos une el firme compromiso de hacer más por quienes más lo necesitan; nos une el gran objetivo de alcanzar los veinte millones de personas trabajando a finales de 2019; nos une la voluntad de sentar las bases de un empleo de más calidad que impulse el inmenso potencial de talento que hay en España y nos une la determinación de mejorar nuestro país, esa gran nación llamada España.

Quiero darles las gracias a todos por trabajar a favor de lo mucho que nos une en el empeño de mejorar España.

Felices Fiestas. Muchas gracias.

Más Información