Está usted en:
  • Enviar

Celebración de la Pascua Militar

Robles hace balance y marca los objetivos de futuro de las Fuerzas Armadas en la Pascua Militar

Domingo 6 de enero de 2019

"Esta tradición -dijo la titular del Departamento- que viene de 1782, se ha convertido hoy en una manifestación de lealtad, admiración y gratitud de las Fuerzas Armadas a Vuestra Majestad y a la Corona, y a través de ambas, hacia la sociedad española, a la que todos nos debemos".

Robles destacó ante el Rey "el orgullo que sentimos, tras la conmemoración del cuadragésimo aniversario de nuestra Constitución, que ha consagrado el más amplio abanico de derechos y libertades, creando un marco de convivencia en el que todos tienen cabida bajo el imperio de la ley y el respeto a los valores democráticos". "Una Constitución -añadió- que ha posicionado a las Fuerzas Armadas, como principales garantes del ordenamiento constitucional; haciendo de la política de Defensa una cuestión de Estado orientada a favorecer la estabilidad, el progreso y la paz".

La ministra tuvo un especial recuerdo de homenaje para todos los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil y el Centro Nacional de Inteligencia, que dieron su vida o fueron heridos en acto de servicio, especialmente durante el último año, reconociendo también el esfuerzo de sus familias.

Realizando balance de sus primeros meses al frente del Departamento, Margarita Robles destacó como "he conocido el espíritu de los hombres y mujeres que componen las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil y el CNI y cómo, inspirados en los valores consagrados en la Constitución, se mantienen como garantía de libertad, justicia, pluralismo y solidaridad, con unas altísimas cotas de formación y profesionalidad". Resaltó también "el merecido respeto y admiración que inspiran en la sociedad española; los mayores de nuestra historia reciente, según los estudios sociológicos".

Misiones internacionales

El compromiso con la paz y la legalidad internacional de las Fuerzas Armadas fue destacado por la ministra, quien recordó como en este año 2019 se cumple el XXX aniversario de la primera participación de militares españoles en Operaciones de Mantenimiento de la Paz. "En este tiempo, el contexto internacional ha cambiado esencialmente. Somos conscientes de que en el panorama actual es imprescindible ser influyentes y trabajar en un concierto internacional con nuestros aliados y socios", indicó.

La ministra recordó cómo España participa en la actualidad en operaciones militares y misiones de adiestramiento y observación fuera del territorio nacional, en el marco de Naciones Unidas, la Alianza Atlántica y la Unión Europea, así como en el ámbito multilateral y bilateral, realizando también operaciones de seguridad cooperativa. Las Fuerzas Armadas españolas despliegan actualmente más de 3.000 militares en escenarios de Oriente Medio, Europa, África, Asia e Iberoamérica.

"Somos el mayor contribuyente en efectivos a las operaciones de la Unión Europea" destacó Robles, quien recordó como durante el pasado año España ha liderado, entre otras y por séptima vez, la fuerza naval en la operación 'Atalanta' para la lucha contra la piratería en el Índico. "Una operación impulsada por nuestro país, y cuyo Cuartel General Operacional, por decisión del Consejo de la Unión Europea se va trasladar a la Base Naval de Rota; entrando en funcionamiento en marzo".

Capacidades

Respecto a las capacidades materiales y tecnológicas la ministra destacó como "estamos asumiendo un compromiso firme, que las asegure en relación con las necesidades de la Defensa Nacional". Robles recordó como las inversiones en capacidades militares son necesarias, no solo para la defensa de los intereses de España, sino "como parte de una responsabilidad colectiva y de un concierto internacional con nuestros socios y aliados".

Destacó también como la política de Estado de Defensa, tienen un impacto real no solo en la mejora de las capacidades militares sino también en la dinamización del empleo y la potenciación del sector industrial español. Según Robles "se ha hecho un considerable esfuerzo en recursos de Defensa, que ha permitido el impulso de programas fundamentales para la modernización de nuestras Fuerzas Armadas". Robles ha abogado por enfocar la inversión tecnológica en áreas como la inteligencia artificial o la explotación del espacio en beneficio de los intereses de la seguridad nacional.

En relación a los esfuerzos realizados para intentar revertir la situación que los años de la crisis han generado en las condiciones de vida de los militares españoles "se ha puesto en marcha un plan de choque de mejora de la calidad de vida en bases y acuartelamientos, que abarca, entre otros, los alojamientos logísticos, las instalaciones deportivas, la construcción de centros de educación infantil y la mejora de la conectividad".

Robles destacó especialmente como "hemos potenciado la política de igualdad efectiva entre las mujeres y hombres militares, a través de la sustancial mejora de la conciliación de la vida familiar, personal y profesional". La ministra recordó cómo en 2018 se han cumplido 30 años de la incorporación de las mujeres a las Fuerzas Armadas. Una incorporación que supuso "no solo un gran avance en términos de igualdad, sino que, como es internacionalmente asumido, supuso incorporar un valor añadido a las capacidades de nuestros ejércitos en especial en las intervenciones en crisis y proyección de estabilidad".

Acto central

El acto central de la Pascua Militar -una celebración instituida por el Rey Carlos III para conmemorar la reconquista de la isla de Menorca usurpada por los ingleses y en la que el Monarca felicita y es felicitado por los Ejércitos- comenzaba a las doce del mediodía con la llegada a Palacio de la Familia Real.

Los monarcas fueron recibidos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los ministros de Defensa, Margarita Robles, y de Interior, Fernando Grande-Marlaska -quienes asistían a este acto por primera vez-, así como por el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, general de ejército Fernando Alejandre.

Don Felipe y Doña Letizia fueron saludados posteriormente en la Saleta de Gasparini por las comisiones representantes del Órgano Central de la Defensa, las Fuerzas Armadas, Guardia Civil, y asociaciones de veteranos. Ya en el Salón del Trono, y tras imponer el Rey diversas condecoraciones, la ministra de Defensa pronunció el tradicional discurso del titular del Departamento.

El acto de la Pascua Militar tendría su colofón con las palabras de Su Majestad el Rey, en el que Don Felipe manifestó el reconocimiento hacia el trabajo efectuado por las Fuerzas Armadas y las instó a continuar en su esfuerzo de servicio a España.