Está usted en:
  • Enviar

Reunión informal de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea y Conferencia para el Sahel

Jueves 22 de febrero de 2018

​En esta ocasión, se abordarán cuestiones institucionales y el Marco Financiero Plurianual post-2020.

En relación con las cuestiones institucionales se debatirá sobre los candidatos para presidir la Comisión Europea, la composición del Parlamento Europeo, las listas transnacionales y las consultas ciudadanas.

En lo que concierne a la composición del Parlamento Europeo, el Consejo Europeo analizará el reparto de los escaños que quedarán vacantes tras la retirada del Reino Unido de la Unión Europea. El pasado 7 de febrero, el Parlamento Europeo aprobó una propuesta de distribución de estos escaños. De aceptarse esta propuesta, el Parlamento Europeo vería reducido su número de escaños, de 751 a 705.

Según el nuevo reparto propuesto, España obtendría 5 escaños adicionales, pasando de los 54 actuales a 59, siendo España y Francia los países que más escaños ganarían, 5 adicionales cada uno.

En esta reunión se analizarán, asimismo, las consultas ciudadanas. Esta propuesta pretende incentivar el debate y la participación de los ciudadanos en los asuntos de la Unión Europea. El objetivo sería organizar amplios debates para identificar prioridades, preocupaciones e ideas que ayuden a diseñar la Europa de mañana. España ha confirmado que participará en este ejercicio.

En la reunión también se debatirán las prioridades políticas del próximo Marco Financiero Plurianual de la Unión Europea para el periodo posterior a 2020. El Marco Financiero Plurianual fija los límites de gasto anuales que puede utilizar la UE para sus distintas áreas de actividad. El nuevo Marco post-2020 tendrá que hacer frente a retos como la retirada del Reino Unido, los desafíos migratorios y tecnológicos, el cambio climático, así como el reforzamiento de la seguridad y de la defensa.

España considera que el próximo Marco Financiero Plurianual debe contribuir a una Europa más fuerte e integrada. Con el objetivo de promover el crecimiento y la creación de empleo, España defiende la necesidad de una Política de Cohesión y una Política Agrícola Común fuertes, así como la importancia de un mercado interior integrado y eficiente. Estas políticas atienden a las necesidades de los ciudadanos, contribuyen a su bienestar y aportan gran valor añadido al proyecto europeo.

Un mercado interior integrado es uno de los mayores activos para garantizar la prosperidad económica y el empleo en Europa, y por consiguiente, el bienestar para los ciudadanos europeos. La Política Agrícola Común está profundamente ligada al funcionamiento eficiente del mercado interior, y permite garantizar la seguridad alimentaria y cumplir con los más altos estándares de calidad y respeto al medio ambiente. La Política de Cohesión es el instrumento por excelencia para promocionar la convergencia entre los distintos territorios de la UE y contribuir a mejorar las condiciones de vida de muchos ciudadanos europeos. Para alcanzar sus objetivos, requiere una financiación estable y suficiente.

El nuevo Marco Financiero también debe prestar especial atención a áreas críticas para la competitividad europea: I+D, educación (incluido el programa Erasmus), formación, e infraestructuras europeas de transporte y energía.

El nuevo Marco Financiero Plurianual supone también una oportunidad para optimizar el uso de recursos y mejorar los procedimientos de gestión, a fin de responder más eficientemente a las demandas y expectativas de los ciudadanos.

Conferencia Internacional de Alto Nivel para el Sahel

La Conferencia Internacional para el Sahel tendrá lugar el viernes 23 de febrero a primera hora, antes de la reunión informal de jefes de Estado o de Gobierno de la UE, y será copresidida por la UE, la presidencia de turno del G5 Sahel, la Unión Africana y la Organización de Naciones Unidas.

La Conferencia tiene como objetivo alcanzar el compromiso de la comunidad internacional con la estabilización de la región a través del binomio seguridad y desarrollo.

A esta conferencia asisten todos los Estados Miembros de la Unión Europea, representantes de 7 Organizaciones Internacionales, 20 países no pertenecientes a la UE, además de los 5 que conforman la iniciativa (Chad, Mali, Burkina Faso, Mauritania y Niger, denominados G5 Sahel).

En materia de seguridad se espera conseguir los recursos necesarios para hacer operativa la iniciativa Fuerza Conjunta del G5 Sahel. La iniciativa representa un esfuerzo de apropiación local y supone una mejora de la cooperación entre los países africanos en materia de seguridad, además de ser un elemento esencial en el enfoque integral de la Unión Europea en la solución de los problemas del Sahel. En 2017 consiguió el respaldo de la Comunidad Internacional reflejado en las Resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas 2359 y 2391.

Las contribuciones determinarán los plazos para que la fuerza conjunta alcance su capacidad operativa plena y se convierta en una herramienta transfronteriza capaz de enfrentarse a los grupos terroristas, el tráfico ilegal y el crimen organizado. Estará compuesta por 5.000 efectivos, distribuidos en 7 batallones de 650 militares, y entre sus misiones se encuentran: luchar contra el terrorismo, restaurar la autoridad del Estado, facilitar las operaciones de ayuda humanitaria, contribuir al desarrollo y velar por la seguridad transfronteriza.

España es uno de los países europeos más implicados en la zona y anunciará medidas de apoyo tanto en seguridad como en desarrollo.

Previamente a estas citas, el jueves 22, el presidente del Gobierno acudirá a una cena con líderes europeos organizada por el primer ministro belga, Charles Michel, en el Castillo de Val Duchesse para tratar asuntos europeos. Acudirán también los jefes de Estado o de Gobierno de Alemania, Bulgaria, Eslovaquia, Finlandia, Francia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia y Portugal.