Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

Rajoy anima a los empresarios catalanes a "restaurar la confianza que se ha roto en los últimos tiempos"

Sede de Foment del Treball Nacional , Barcelona, miércoles 22 de noviembre de 2017
Vídeo

Vídeo

Pool Moncloa/ Marcos Martín

1. Intervención del presidente del Gobierno en los premios Ferrer Salat y las medallas de honor de Foment del Treball 2017

Sede de Foment del Treball Nacional , Barcelona - 22/11/2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la entrega de los Premios Ferrer Salat y de las Medallas de Honor de Foment del Treball, ha afirmado que hablar de Cataluña es hablar de "emprendimiento, innovación, apertura, futuro y progreso", unos rasgos que deben "seguir siendo su sello de identidad".  Rajoy también ha asegurado que a los catalanes "ni hoy ni nunca les va a faltar el apoyo del Gobierno de España". 

​Después de felicitar a los premiados por su merecido reconocimiento, el presidente del Gobierno ha agradecido a los empresarios catalanes, y también a los sindicatos, su contribución para que Cataluña recupere la normalidad y vuelva a "las vías de la estabilidad, de la previsibilidad y de la seguridad jurídica" y también "de la convivencia y del diálogo".

Rajoy ha destacado el papel que tienen que desempeñar los empresarios a partir de ahora: "En este futuro, les toca ahora a ustedes un papel muy importante, restaurar  la confianza que se ha roto en los últimos tiempos. Sin confianza, como saben mejor que yo, ni hay inversión, ni hay trabajo, ni hay futuro".

Restablecer el autogobierno en Cataluña

Pool Moncloa/ Diego CrespoSegún ha subrayado Rajoy, hablar de Cataluña es hablar de emprendimiento, innovación, futuro, apertura al mundo y progreso. Todo esto, ha añadido, "ha hecho de Cataluña una enseña envidiable y admirada en el mundo". Sin embargo, "es precisamente todo esto lo que en los últimos años se ha visto minimizado y encogido" debido a los acontecimientos de las últimas semanas.

El presidente Rajoy ha destacado que, "con los instrumentos que el Estado de derecho pone a disposición de las autoridades", se ha restaurado "en poco tiempo el orden constitucional amenazado" y se ha devuelto "la normalidad a la vida ciudadana". De cara al futuro, estamos empeñados" en devolver, también "el dinamismo y la pujanza a la vida económica de Cataluña". Todo ello -ha explicado- se ha llevado a cabo "con prudencia, con proporcionalidad y con mesura".

Mariano Rajoy ha asegurado que el objetivo final no es otro que "restablecer en el tiempo más breve posible el autogobierno de Cataluña en toda su plenitud, poniendo fin a una etapa de inestabilidad, incertidumbre e inseguridad".

El artículo 155, un mecanismo excepcional

En este punto, el jefe del Ejecutivo ha explicado que, aunque "no hubiéramos querido llegar a estos extremos", la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española se hizo "en cumplimiento de un deber para con la sociedad" porque "nuestra obligación no es solo hacer cumplir la ley, es también defender los derechos de todos y el bienestar del conjunto de la sociedad".

Pool Moncloa/Diego Crespo

Al respecto, ha insistido en que "el Gobierno de España ha aplicado un mecanismo excepcional para hacer frente a una situación excepcional y para abrir un nuevo horizonte en la política en Cataluña".

El apoyo del Gobierno de España

El presidente del Gobierno ha subrayado que el gran reto para recuperar la normalidad vendrá tras las elecciones del 21 de diciembre porque será entonces cuando "a todos nos tocará hacer lo que esté en nuestra mano para que la confianza en Cataluña renazca en los inversores internacionales, en los consumidores y en las empresas de otras partes de España y del mundo".

En este sentido, Rajoy ha asegurado que "el empuje y la excelencia de los empresarios de Cataluña serán determinantes en esa tarea" y para ello siempre contarán con el Gobierno de España: "A los catalanes ni hoy ni nunca les va a faltar el apoyo del Gobierno de España". En este punto, el presidente ha vuelto a pedir a las empresas que no dejen Cataluña: "Contribuyan ustedes a restañar las heridas, a afianzar la comunidad y a promover la confianza".

Crecimiento económico

El jefe del Ejecutivo se ha referido también a los "casi cuatro años excepcionales de crecimiento económico y de empleo desde 2014. Desde el primer trimestre de ese año hasta ahora, se han creado en España casi 2.100.000 empleos (356.000 en Cataluña). Según ha añadido, "nuestra economía había recobrado la pujanza que tuvimos antes de 2008, lo que hace que sea de hecho la economía desarrollada con mayor crecimiento".

Pool Moncloa/Diego CrespoRajoy ha afirmado, además, que, aunque el Gobierno se ha visto obligado a rebajar la previsión de crecimiento económico debido a "la situación política", si se recupera la normalidad en Cataluña, la economía española podría crecer en 2018 en torno al 2,8%, e incluso alcanzar el 3%. "La clave estará en la vuelta a la normalidad institucional y política" y "en recuperar la ambición de acometer retos compartidos", ha aclarado.

Mariano Rajoy ha señalado también que "la revolución digital está acelerando nuestras dinámicas socioeconómicas" y Cataluña cuenta con "los elementos necesarios" para "liderar estas transformaciones". En concreto, Barcelona, "con su cultura abierta e innovadora" dispone de "un importe ecosistema emprendedor y está llamada a desempeñar un papel protagonista en este entorno", ha explicado.

Optimismo para el futuro

Además, el presidente Rajoy ha afirmado que es obligado "buscar nuevas metas y objetivos" y "recuperar la ambición de hacer país", no "con una independencia que nos empobrece y aisla, sino con la riqueza y los éxitos que nos brinda la unión y la pertenencia europea".

En cualquier caso, el jefe del Gobierno se ha mostrado optimista de cara al futuro: "Confío en la capacidad de los catalanes para encabezar una profunda rectificación de la deriva que hemos visto, para propiciar un retorno a la realidad y a la convivencia, para reorientar toda la energía estérilmente malgastada a ocuparse de los problemas cotidianos de las personas".Pool Moncloa/ Diego Crespo

Tras las elecciones de diciembre en Cataluña, el jefe del Ejecutivo se ha mostrado dispuesto a hablar con todos porque, "más allá de lo que digan las urnas, seguiré siendo el presidente de todos". "De la misma manera -ha añadido- exigiré a todos que respeten el marco que la Constitución y la ley nos impone" y "lo haré con convicción porque creo en los beneficios de la libertad, en su fecundidad y en que Cataluña volverá a ser pronto ella misma".