Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

​Mariano Rajoy asegura que el 9-N ha constatado que Cataluña es plural

La Moncloa, Madrid, miércoles 12 de noviembre de 2014
Vídeo

Vídeo

1. Declaración del presidente del Gobierno

Palacio de La Moncloa - 12/11/2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha destacado que la jornada del 9-N ha puesto de manifiesto que "hay muchísimos más catalanes que independentistas" y ha defendido que el Gobierno ha actuado con sensatez, equilibrio y proporcionalidad. También ha dejado clara su posición para el futuro: "Me opondré a cualquier reforma constitucional que liquide la soberanía nacional".

Rajoy se ha referido a lo ocurrido el pasado domingo: "Cuando se anunció la celebración de un referéndum en Cataluña, les dije que ese referéndum no se celebraría y, como todos saben, no se ha celebrado. No ha habido consulta. En lugar de ello, hemos asistido a un simulacro electoral, sin censo, sin interventores y controlado por los mismos que deseaban ganarlo". 

El presidente del Gobierno también ha señalado que el 9-N evidenció "un profundo fracaso del proyecto independentista" porque, cuando esperaban una participación masiva y unos resultados abrumadores a favor de las tesis de los convocantes, "dos de cada tres catalanes ni siquiera se han molestado en participar". Es decir, "donde el proyecto independentista pretendía ofrecer una exhibición de fuerza nos ha demostrado su debilidad", ha asegurado.

En opinión de Rajoy, "Mas no puede llevar a cabo su objetivo sin provocar una enorme fractura en el seno de la sociedad catalana y sin afectar gravemente a la concordia y la paz social".

Rajoy, dispuesto al diálogo

Pool Moncloa"Creo profundamente en el diálogo para resolver problemas políticos", ha afirmado Rajoy. Sin embargo, ha explicado, ese diálogo debe enmarcarse siempre dentro de los límites de la Constitución y del respeto a la legalidad. Y ahí no cabe "un referéndum de verdad" ni "una consulta definitiva", por utilizar las propias palabras de Artur Mas, ha dicho.

"Lo que era ilegal hace un año sigue siéndolo hoy. Lo que era mi deber hace un año tampoco ha variado", ha explicado el presidente. Esta es la posición del Gobierno y del Tribunal Constitucional, una post​ura que también respaldó el Congreso de los Diputados el pasado mes de abril.

En cualquier caso, Mariano Rajoy ha admitido que si el presidente de la Generalitat de Cataluña "desea modificar la Constitución para que quepa en ella el derecho de autodeterminación y para liquidar, en consecuencia, la soberanía nacional, tiene todo el derecho". Es más, ha añadido Rajoy, "debería haber comenzado por ahí: el Parlamento de Cataluña está facultado para iniciar el proceso de reforma constitucional", ya que "ese es el único camino legal y responsable de llevar adelante sus propios planteamientos". Ese es el camino que debería escoger Mas, "aunque aparentemente no tiene los apoyos para recorrerlo".

Rajoy ha subrayado que "no se puede pedir al presidente del Gobierno que negocie la soberanía nacional" ni tampoco imponérselo. "Sobre lo que no voy a dialogar nunca -ha concluido- es sobre la unidad de España y la soberanía nacional, y eso se lo digo a los más de dos tercios de ciudadanos catalanes que no fueron, a los que fueron y al conjunto de los ciudadanos de toda España".

El valor de la unión

Pool MoncloaMariano Rajoy ha insistido en que su obligación es "atender a las necesidades y al bienestar y a las preocupaciones de los catalanes como a las del resto de los españoles". En este sentido, ha recordado que fue el Gobierno de la Nación quien puso en marcha los mecanismos de liquidez cuando las finanzas de la Generalitat estuvieron en una situación crítica. "Para eso siempre he estado dispuesto a hablar con la Generalitat", ha señalado el presidente.

Pero, ha añadido, "el diálogo solo es posible, solo tiene sentido, solo da frutos cuando se comparte una mínima lealtad institucional". No se trata de poner condiciones, ha afirmado, "sino de recordar que nunca se puede condicionar el diálogo a lo imposible, ni de fijar de antemano el resultado del mismo, en este caso la convocatoria de un referéndum de autodeterminación".

El presidente también ha hecho hincapié en el valor de la unión porque "vivimos tiempos de integración, de sumar y multiplicar en un mundo que no nos va a esperar" y porque "España y Cataluña encarnan hoy un ideal: el de que podemos convivir gentes diversas".

El Gobierno ha actuado con proporcionalidad

Pool MoncloaPor otro lado, el presidente Rajoy ha señalado que es capital para Cataluña poner fin a la actual etapa de inestabilidad política: "Toda esta legislatura de la actual Generalitat se ha dedicado única y exclusivamente a este proyecto. Yo creo que es el momento de que, después de tantas convocatorias y tantas discusiones, el Gobierno de la Generalitat se ponga y se dedique a trabajar en aquello que importa al conjunto de los ciudadanos de Cataluña".

Mariano Rajoy también ha defendido la actuación del Ejecutivo en este proceso: "El Gobierno de España ha adoptado una actitud sensata y equilibrada. Ha defendido la legalidad. Es decir, el Gobierno ha tomado sus decisiones con proporcionalidad". Asimismo, el presidente ha destacado que "no ha habido ningún país del mundo que haya apoyado que en España se celebre un referéndum vulnerando la Constitución española y las leyes".

El presidente del Gobierno ha expresado un total respeto a las decisiones que tome la Fiscalía General del Estado sobre el 9-N: "El fiscal tiene unas competencias, que son las que dice el artículo 124 de la Constitución, el fiscal actúa con autonomía".​