Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nuevaCompartir en Linkedin: abre ventana nuevaCompartir en Tuenti: abre ventana nuevaCompartir en Delicious: abre ventana nuevaCompartir en MySpace: abre ventana nueva

​Tras el Consejo de Ministros

Rajoy confirma que el Gobierno revisará al alza en septiembre la previsión de crecimiento y empleo

La Moncloa, Madrid, viernes 1 de agosto de 2014
Vídeo

Vídeo

1. Intervención del presidente del Gobierno tras el Consejo de Ministros

La Moncloa, Madrid - 01/08/2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que estamos ante un crecimiento sano, diversificado, que se produce en un marco de estabilidad de precios y de ganancia de competitividad, y que ha venido para quedarse.

Durante su comparecencia ante los medios de comunicación tras el Consejo de Ministros, el presidente ha subrayado que los datos del primer semestre del año han confirmado de manera "inapelable" que 2014 es el año de la recuperación.

En este sentido, Mariano Rajoy ha apuntado varios datos, como los referidos a que la prima de riesgo está en 135 puntos básicos y el interés del bono a 10 años en 2,52%, es decir, "en un nivel desconocido en la historia reciente de España". A su juicio, España ha recuperado la confianza que había perdido en los mercados y ha demostrado que es un país firme que cumple con sus compromisos.

Asimismo, ha destacado que España ha comenzado a devolver a Europa el préstamo que recibió para la recapitalización de las entidades financieras que lo necesitaban. La reputación ganada, según el presidente, ha reducido notablemente los intereses que pagamos por la deuda y permite dedicar ese dinero a otros fines, como mejorar la liquidez de las comunidades autónomas con más de 4.000 millones de euros que contribuirán a mejorar los servicios públicos esenciales.

Mariano Rajoy también ha apuntado que la confianza de los consumidores ha mejorado en 27 puntos, lo que demuestra que "los españoles empiezan a percibir de manera clara la mejoría".

Actividad económica y empleo

El presidente ha recordado que el Producto Interior Bruto (PIB) creció un 0,6% en el último trimestre y ha confirmado que los Presupuestos Generales del Estado que se presentarán en la última quincena de septiembre contemplarán una revisión al alza de la previsión de crecimiento económico, ya que el 1,2% actual "se ha quedado corto", pero no superará el 1,5%, tal y como adelantó el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. En esta línea  ha señalado que la economía española ha pasado en menos de dos años "de ser una economía al borde del rescate, a ser una de las que más crece de Europa".

Respecto al empleo, ha resaltado que el paro aumentaba a un ritmo del 12% antes de la aprobación de la reforma laboral mientras que ahora, según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), desciende a un ritmo del 7,5%. El Gobierno revisará también, en este caso a la baja, las previsiones sobre la tasa de paro.

El jefe del Ejecutivo ha apuntado que se crea empleo neto por primera vez en seis años y se ha producido "la mayor caída del desempleo de toda la serie histórica". "La ocupación ha crecido en 400.000 personas, la mejor cifra desde hace nueve años. Se han registrado 180.000 contratos indefinidos que constituyen el mejor dato desde hace siete años".

Sobre empleo juvenil, ha dicho que hay 101.194 parados menos que cuando su partido accedió al Gobierno. "Jamás en la historia de nuestro país, el crecimiento económico se había trasladado de manera tan directa y tan inmediata al empleo como ahora".

Recuperación firme e intensa

En opinión del presidente, los datos apuntados junto a otros, como la inflación, el turismo, el desendeudamiento de las familias, el aumento de las ventas del comercio minorista y de automóviles demuestran que "la recuperación es firme y cada vez más intensa y que no estamos ante un espejismo ni ante un alarde de optimismo injustificado", sino pisando "terreno sólido". La recuperación, ha reiterado, "ha llegado para quedarse", como confirman los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Mariano Rajoy ha reconocido que los efectos de la nueva situación aún no han llegado a todos los ciudadanos, pero ha dicho que estos tienen "un fundado derecho a la esperanza". Asimismo, ha sostenido que la recuperación no es producto de la casualidad o de la buena suerte, sino de la política económica del Gobierno y del "esfuerzo y tesón de todos los españoles".

Además, el presidente ha mantenido que se ha hecho frente a la crisis sin dejar desguarnecidos a los más débiles, manteniendo las pensiones. En este punto, ha comentado que "la pensión media de jubilación en España ha superado por primera vez los 1.000 euros", y seguimos teniendo una sanidad universal, pública y gratuita.

Nuevas reformas

Pool MoncloaMariano Rajoy ha informado de que el Consejo de Ministros ha aprobado la remisión a las Cortes de la reforma fiscal, que rebajará los impuestos a 20 millones de españoles, principalmente a quienes tienen las rentas más bajas: "Quienes ganen menos de 12.000 euros dejarán de pagar IRPF. El 72% de las personas que declaran el IRPF en España declaran una cantidad inferior a 24.000 euros, pues bien esas personas tendrán una rebaja en el año 2015 y 2016 de alrededor del 30%", ha dicho.

La reforma también mejora la tributación de autónomos y pymes, rebaja los impuestos a familias, a los colectivos sociales más desfavorecidos y a los pequeños ahorradores. "En total, 9.000 millones de euros volverán al bolsillo de los contribuyentes en los dos próximos años", ha recalcado el presidente.

Rajoy ha manifestado que la reforma incluye algunas mejoras respecto al texto inicial, que han sido acordadas con los agentes sociales. Así, la indemnización por despido queda exenta de tributación hasta un límite de 180.000 euros. Se mantiene la reducción del 60% en los rendimientos generados por el alquiler de vivienda. Las plusvalías de los contribuyentes mayores de 65 años no tributarán cuando se reinviertan en rentas vitalicias, y se introducen ventanas de liquidez para rescatar los planes de pensiones a los 10 años.

El jefe del Ejecutivo ha anticipado que en octubre se pondrá en marcha el plan de Empleo e Impulso a la Activación de acuerdo con los agentes sociales, que contemplará actuaciones hacia los parados de larga duración y mayores de 45 años. Este plan contempla la renovación del acuerdo de negociación colectiva que el Gobierno firmó hace tres años con los agentes sociales y que "tan buen resultado ha traído a la competitividad de la economía española". También ha anunciado que se modernizarán los servicios de empleo y se revisará el modelo de rentas básicas para mejorar la cobertura de las personas en situación de mayor vulnerabilidad.

En septiembre, el Ejecutivo hará balance del cumplimiento del plan de reformas de las Administraciones Públicas, cuyo impulso se va a mantener y reforzar con nuevas medidas como la reforma del Procedimiento Administrativo o el Régimen Jurídico. Rajoy ha confirmado que sólo con las medidas de reforma de la administración que ya se han puesto en marcha se han ahorrado 10.400 millones de euros.

Política europea y jefatura del Estado

En su balance, Mariano Rajoy ha afirmado que trasladará a los socios europeos y a los nuevos responsables de las instituciones comunitarias la urgencia de volcar todos los esfuerzos en la reactivación económica del continente: "Es fundamental que la política europea esté orientada al crecimiento y la creación de empleo".

Por otra parte, ha manifestado que el proceso de la abdicación de don Juan Carlos y la proclamación de don Felipe se ha desarrollado de forma constitucionalmente impecable. "A ello ha contribuido tanto la experiencia y generosidad de don Juan Carlos como la formación y prudencia de don Felipe. Hoy podemos decir con satisfacción que ese proceso se ha llevado a cabo con tranquilidad y una normalidad institucional casi desconocidas en nuestra historia".

Asuntos de actualidad

Pool MoncloaPreguntado por la anunciada consulta soberanista en Cataluña, el presidente del Gobierno ha recordado lo dicho por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, "que no va a hacer nada que sea contrario a la legalidad".

En la reunión mantenida con Mas esta semana, Mariano Rajoy le trasladó, según ha revelado, que "ley sí, pero diálogo también" y que la citada consulta, además de ser ilegal, es "mala, negativa, perjudicial y empobrece a Cataluña y al resto de España". A su juicio, es capital que la gente tenga "seguridad y certidumbre", todo lo que genera incertidumbre e inseguridad es malo para el conjunto de España.

Respecto a la entrevista mantenida también esta semana con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el jefe del Ejecutivo ha dicho que en algunas cuestiones como son el modelo de Estado, los asuntos europeos y la política de defensa es imprescindible el acuerdo entre el Gobierno y el principal partido de la oposición. 

Sobre los casos de corrupción que afectan a políticos, el jefe del Ejecutivo ha subrayado que "la justicia está funcionando en nuestro país y está tratando a todos por igual". A los tribunales les corresponde decidir y a los demás acatar sus resoluciones, ha dicho. Las fuerzas políticas deben hacer "lo posible y lo imposible" por evitar que puedan volver a producirse comportamientos corruptos. En este punto ha citado las reformas emprendidas por su Gobierno para atajar este mal como son la Ley de Transparencia, el Estatuto del alto cargo y el Régimen económico, fiscal y financiero de los partidos políticos.

En cuanto al coste que ha tenido para los ciudadanos el rescate a las entidades bancarias, el presidente ha manifestado que había dos opciones, una mantenerlas y otra dejarlas caer. En este último caso quienes hubieran pagado hubiesen sido los depósitos de la gente, los fondos de inversión, los planes de pensiones y los trabajadores de esas entidades que habrían ido al paro. La alternativa de la viabilidad ha sido más barata y mucho mejor para la mayoría de la gente, ha sostenido.

En relación con la situación en Gaza, el presidente ha defendido que la prioridad es que "haya un alto el fuego, que se respete ya" y que ponga fin al drama que se vive en la zona. La comunidad internacional debe dedicar todos sus esfuerzos a terminar con esta "terrible" situación. Rajoy se ha mostrado convencido de que el conflicto no se va a solucionar nunca hasta que se dé una solución política que pasa por dos estados que puedan vivir en paz.