Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

Política Exterior

Los nuevos instrumentos de la política exterior

Domingo 31 de diciembre de 2017
Marca España

Contenidos del capítulo:

Los ejes de la política exterior española

España en las organizaciones internacionales

Los nuevos instrumentos de la política exterior


Cooperación española

La Ayuda Oficial al Desarrollo, gestionada por los organismos de la Cooperación Española, tiene como finalidad última la contribución al desarrollo humano, la erradicación de la pobreza y el pleno ejercicio de los derechos.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), integrada en el marco de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, es el órgano encargado del fomento, la gestión y la ejecución de las políticas públicas de cooperación internacional para el desarrollo.

El IV Plan Director de la Cooperación Española, que finalizó en 2016, ha sido elemento básico de la planificación de la política española de cooperación internacional para el desarrollo. En la actualidad se ha prorrogado su ámbito de acción y se está trabajando en el diseño y aprobación del V Plan Director, cuya vigencia debe llegar hasta el año 2020. Este documento, más ambicioso que el anterior, concentrará nuestros esfuerzos en países y organismos en los que España aporta una mayor experiencia. Con objeto de contribuir al desarrollo humano sostenible, tiene a UNICEF como socio estratégico, porque dará prioridad especial a la infancia. Los otros dos grandes objetivos son la reducción de la pobreza y las desigualdades.

Los primeros pasos del Plan están dados, particularmente la convocatoria del Consejo de Cooperación, un órgano consultivo en el que están representados la Administración, los agentes sociales, expertos, ONG e instituciones y organismos privados del campo de la ayuda al desarrollo.

Por otro lado, la Cooperación Española ha participado activamente en la elaboración de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, sobre todo en la definición de los nuevos 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. España también ha contribuido en la configuración de la Agenda de Acción de Addis Abeba, encargada de la financiación del Desarrollo. Para coordinar su puesta en marcha el Ministerio de Asuntos Exteriores y cooperación ha diseñado un sistema mapeo de las iniciativas existentes que abarca a todos los Ministerios del Estado y los recursos de las CC.AA. Dicho sistema incluye el análisis de sus capacidades y potencialidades, que permitirán establecer mecanismos a la hora de articular la agenda.

La Acción Humanitaria se ha consolidado como un eje clave de la política española de cooperación internacional. La respuesta directa se realiza a través de dos sistemas, que operan juntos o por separado. O bien, mediante el despliegue de un equipo de profesionales que focalizan su respuesta en los sectores de agua, saneamiento e higiene (WASH) y salud. O bien, a través de envíos humanitarios inmediatos desde los Centros Logísticos Humanitarios de Torrejón de Ardoz (Madrid) y UNHRD (UN Humanitarian Response Depot) en Panamá. 

La Cumbre del Clima de París de 2015 supuso un nuevo punto de partida en la negociación internacional sobre cambio climático en Naciones Unidas. España ratificó dicho acuerdo en enero de 2017, lo que significa que somos "parte de pleno derecho" del mayor acuerdo internacional sobre el cambio climático de la historia. Para coordinar la posición española, sin perjuicio del activo papel de la Cooperación Española,  se ha creado la Oficina Española para el Cambio Climático.

Ley de Acción Exterior

La Ley de la Acción y del Servicio Exterior del Estado (LASE), aprobada en 2014, además de llenar un vacío normativo que se arrastraba desde la transición, está dotando a la política exterior de mayor coherencia, gracias a sistemas más precisos de coordinación, tanto internos, con las Comunidades Autónomas, como externos, en particular  con la UE y el nuevo Servicio Europeo de Acción Exterior. 

Desde la entrada en vigor de la LASE, se ha aprobado la Ley 25/2014, de 27 de noviembre, de Tratados y otros Acuerdos Internacionales, y la Ley Orgánica 16/2015, de 27 de octubre, sobre privilegios e inmunidades de los Estados extranjeros, las Organizaciones Internacionales con sede u oficina en España y las Conferencias y Reuniones internacionales celebradas en España. Se trata de normas fundamentales para conformar un marco legal moderno, completo y coherente adaptado a las relaciones internacionales del siglo XXI.

La Estrategia de Acción Exterior (EAE) es el mecanismo de acción esencial de la nueva ley y constituye uno de los pilares instrumentales de la política exterior. La EAE apuesta por la definición de prioridades globales, en línea con los cambios que está experimentando la comunidad internacional. En el último informe anual de aplicación de la EAE publicado, se pone de relieve que la política exterior española ha mantenido el rumbo en tiempos turbulentos con dos claros objetivos en el horizonte. En primer lugar, afirmar y reforzar nuestra posición como potencia media de vocación global, partiendo del anclaje de España en los pilares europeo y transatlántico. Y, en segundo lugar, la orientación de la política exterior española para favorecer y sostener un contexto internacional más pacífico, seguro y próspero.

Estrategia Marca España

"Marca España" es una estrategia de gestión consciente de la imagen y la reputación de nuestro país en el exterior. Mediante la misma se intenta posicionar a España con atributos de excelencia, tanto de calidad de vida, como de servicios.

Dirigida por el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, actúa apoyada por un Consejo y por una Oficina. Sus funciones están reguladas en el Real Decreto 998/2012. Asimismo, Marca España cuenta con el Observatorio de la Marca España del Real Instituto Elcano, para el seguimiento de la imagen misma y de las acciones que conforman los matices que se busca proyectar sobre la imagen. 

El Plan de la Marca España actual es de 2016 y fue aprobado tanto por el Consejo de la Marca España como por el Consejo de Ministros. Se trata del cuarto plan desde su creación, en 2012, y detalla con precisión los antecedentes, es decir, las actuaciones realizadas entre 2012 y 2015, así como los resultados obtenidos. En el Plan se subraya que, una vez superados los efectos negativos de la crisis económica en la imagen exterior y una vez consolidado el proceso de recuperación, la reputación internacional de España ha mejorado en 2015, creciendo también de forma sostenida nuestro perfil como destino recomendable para trabajar, vivir  e invertir. El Plan también aborda aspectos como la notoriedad, valoración y utilidad de la iniciativa Marca España y otros instrumentos como el ICEX o Turespaña para la mejora de la imagen internacional de España. Actualmente se está elaborando el Quinto Plan Marca España.

Las Casas y la Red de Casas como instrumentos de diplomacia pública

La Red de Casas es un original instrumento de la política exterior española para complementar la diplomacia tradicional con recintos específicos. Está compuesta por seis centros, Casa de América, Casa Asia, Casa África, Casa Árabe, Centro Sefarad-Israel  y Casa Mediterráneo. Diseñadas como un instrumento de primer orden de la Diplomacia Pública española, están dedicadas a la organización de actividades de alto perfil dentro y fuera de España, dirigidas a fortalecer nuestra imagen e influencia en sus respectivas zonas geográficas y a apoyar la internacionalización de nuestras empresas. Se trata de comunicar y difundir entre representantes de la sociedad civil de terceros países nuestras prioridades en materia de política exterior, de tal manera que puedan forjarse alianzas en sentido amplio, con y entre, representantes de la sociedad civil internacional, para ayudar a cumplir los objetivos de nuestra política exterior. 

Instituto Cervantes

Pool Moncloa/J.M. CuadradoEl Instituto Cervantes tiene la doble misión de promover universalmente la enseñanza, el estudio y el uso del español, y la de difundir el patrimonio lingüístico, cultural, histórico y artístico de los pueblos de España. En los últimos años ha ampliado su campo de acción sumando a los países hispanohablantes a su actividad.  

El Instituto Cervantes está presente en 87 ciudades de 44 países de los cinco continentes y es reconocido en todo el mundo como una institución de referencia para la mejora del estatus internacional del español, garante de una enseñanza y aprendizaje de calidad.