Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

Otras políticas

Turismo y Agenda Digital

Domingo 31 de diciembre de 2017
Playa de Benidorm (Pool Moncloa/José María Cuadrado)

Contenidos del capítulo:

Infraestructuras

Industria y Energía

Turismo y Agenda Digital

Turismo

Consciente de la transcendencia del turismo para España, el Ministerio de Industria, a través de la Secretaría de Estado de Turismo, ha impulsado el Plan Nacional e Integral  de Turismo (PNIT). Su finalidad era mejorar la competitividad tanto de empresas como de destinos, incrementar la rentabilidad de la industria y apoyar el liderazgo mundial de nuestro país en  este sector.

Las dimensiones estratégicas que fundamentan el PNIT eran: la fuerza de la Marca España, la orientación  al cliente, la planificación de oferta y destinos, el alineamiento de actores público-privados, la economía del conocimiento, la captación y retención del talento y el fomento de la innovación y el emprendimiento.   

El Plan, como la política turística del Gobierno, tenía un planteamiento transversal: todas las administraciones, todos los ministerios, la iniciativa privada y también los ciudadanos se han implicado en su redacción y en su ejecución.

De esta forma, numerosas medidas tomadas por otros ministerios han tenido una influencia positiva en el turismo, entre ellas cabe mencionar la reforma laboral, la modificación de la Ley de Costas, la agilización de los visados  o la modulación de las tasas aeroportuarias.

También se ha decidido potenciar el papel de SEGITTUR, la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas, dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, adscrita a la Secretaría de Estado de Turismo.  

SEGITTUR ha sido la responsable de impulsar la innovación (I+D+i) en el sector turístico español, tanto en el sector  público como en el sector privado. Además del lógico apoyo a las actividades de Turespaña que ha realizado hasta ahora, SEGITTUR está sirviendo  de punta de lanza de las empresas españolas (principalmente PYMES), que han apostado por la  innovación en el sector turístico, acompañándolas en la búsqueda de mercados exteriores hasta ahora inaccesibles, potenciando así la ​internacionalización de las  empresas del sector.  

La política de promoción exterior del turismo

El Instituto de Turismo de España (Turespaña) es el organismo autónomo de la Administración General del Estado encargado de llevar a cabo la promoción de España como destino turístico en los mercados internacionales.

El Ministerio de Industria, a través de Turespaña, ha apostado por una nueva política de promoción. En primer lugar, se basa en las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación y de las redes sociales, alejándonos de las formas tradicionales de difusión. Y, en segundo lugar, se han identificado los mercados prioritarios y la segmentación de la demanda en estos mercados. La idea es concentrar los recursos de promoción en aquellos mercados y productos que más contribuyan a lograr el objetivo de aumentar la rentabilidad asociada al gasto turístico.

Dentro de los mercados prioritarios, se ha distinguido entre los mercados maduros y los mercados emergentes. Los mercados maduros son los mercados ya consolidados que emiten la mayor parte de los turistas internacionales que vienen a España. En estos países, la estrategia se basa en fidelizar los turistas que nos visitan y en captar segmentos nuevos de la demanda que consumen productos distintos de los tradicionales (arte y cultura, turismo urbano, gastronomía española, naturaleza o turismo de congresos). Por otro lado, se sitúan los mercados emergentes, donde España basa su estrategia de promoción fundamentalmente en mejorar su posicionamiento como destino turístico.

La promoción en el exterior se ejecuta a través de las Oficinas Españolas de Turismo. Son ellas las que llevan a cabo las acciones de promoción en los mercados de origen, en colaboración con otros actores (CCAA, entes regionales y locales y clubes de producto). Junto al resto de administraciones y el sector privado, se realizan acciones concertadas, que permiten sumar esfuerzos y tienen de esta forma más impacto y visibilidad.

España cuenta actualmente con una red de 33 oficinas de turismo, dependientes de Turespaña, en 25 países. Las oficinas cumplen una función esencial para el sector turístico español, pero su estructura geográfica y de personal responde todavía, en buena medida, a las condiciones existentes cuando la mayoría de ellas fueron creadas.

Para ganar en eficacia y eficiencia, el Ministerio de Industria ha iniciado el proceso de reorganización de la distribución geográfica de estas oficinas para adecuarlas a los nuevos retos y criterios de la industria turística. Todo ello, en plena coordinación con el Consejo Asesor de Turespaña, compuesto en su mayoría por el sector privado.​

Agenda Digital

La Agenda Digital para Europa establecía una hoja de ruta que podría servir como punto de inicio para la elaboración de la Agenda española y establecía un conjunto de objetivos medibles que permitía conocer la situación de partida y los objetivos establecidos para el año 2020, así como la evolución de cada país a lo largo del tiempo.

España avanza por encima de la media europea gracias a los despliegues realizados en banda ancha fija ultrarrápida (fibra) y banda ancha móvil (4G).

Se han conseguido mejoras notables en el uso de las TIC por la PYME pero es necesario seguir impulsando la economía digital en PYME. Las pymes españolas han evolucionado positivamente en lo referente a las compras on-line. 

• Aumenta el porcentaje de población que realiza compras on-line y lo hace a mayor ritmo que la Unión Europea.

• España está entre los países líderes de la Unión Europea en el uso de la administración electrónica.

• En ciberseguridad, el CERT de Seguridad e Industria operado por INCIBE ha gestionado más de 99.000 incidentes de ciberseguridad.

• Se ha reducido la brecha digital, aproximándonos a la media europea y al cumplimento de los objetivos de la Agenda Digital Europea.

• El 74,7% de la población, casi tres de cada cuatro ciudadanos, usa con frecuencia Internet, frente al 61,8% que lo hacía al inicio de la legislatura.

• Se ha incrementado en más de 17 puntos el porcentaje de población más desfavorecida que usa Internet, siendo ya actualmente el 62% de esta población la que utiliza con frecuencia Internet, lo que constituye un dato muy positivo.

• Se ha reducido el porcentaje de la población que nunca ha usado Internet.​