Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

Educación, Cultura y Deporte

Viernes 28 de julio de 2017
Fachada de la Biblioteca Nacional de España (Ministerio de Educación Cultura y Deporte)

​​​​Educación

Cultura

Deporte

Desde la aprobación de la Constitución española de 1978, el sistema educativo español ha experimentado  un proceso de transformación por el que, paulatinamente, la Administración del Estado ha transferido funciones, servicios y recursos a las diferentes Comunidades Autónomas. ​

Organización y Administración general del ​​Sistema Educativo​

​La Constitución española de 1978 establece un modelo de Estado descentralizado que reparte el ejercicio de las competencias educativas entre todos los niveles administrativos. Es un modelo simétrico en el que las competencias educativas ejercidas por las Comunidades Autónomas son básicamente las mismas.

Las competencias educativas se distribuyen entre la Administración General del Estado (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte) y las Comunidades Autónomas (Consejerías o Departamentos de Educación). En las Ciudades de Ceuta y Melilla son asumidas por el propio Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD).

El papel de las administraciones locales se centra en la gestión educativa a través de las Concejalías de Educación o de los Institutos Municipales de Educación.

Los centros educativos también participan gracias a la autonomía que tienen tanto en lo pedagógico, a través de la elaboración de sus proyectos educativos como en lo que respecta a la gestión económica de los recursos y a la elaboración de sus normas de organización y funcionamiento.

El sistema educativo se encuentra inmerso en un proceso de reforma desde que en 2013 se aprobara la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que modifica la Ley Orgánica de Educación (LOE) vigente desde 2006. En ella se establecen las competencias educativas que ejerce el Gobierno, y el reparto de las mismas en el diseño del currículo básico de Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato, segundo ciclo de Educación Infantil, Formación Profesional (FP) y Enseñanzas de Régimen Especial.​

Participación de la comunidad educativa y el sistema un​iversitario

La Constitución española establece que los poderes públicos deben garantizar la participación en la programación general de la enseñanza.

En los distintos niveles de la Administración educativa, incluidos los propios centros docentes, existen diferentes órganos colegiados que aseguran la participación de todos los sectores de la comunidad educativa. 

El Consejo Escolar del Estado es el órgano de ámbito nacional para la participación social en la programación general de la enseñanza y para el asesoramiento respecto a los proyectos de ley o reglamentos que  hayan de ser propuestos o dictados por el Gobierno. Tiene carácter consultivo. Asimismo, el Consejo de Universidades tiene las funciones de ordenación académica, coordinación, consulta y propuesta en materia universitaria.

Cultur​a

De acuerdo con el reparto competencial establecido por la Constitución, y en virtud del Real Decreto 424/2016, de 11 de noviembre, por el que se establece la estructura orgánica básica de los departamentos ministeriales, corresponde al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte la promoción, protección y difusión del patrimonio histórico español, de los museos estatales y de las artes, del libro, la lectura y la creación literaria, de las actividades cinematográficas y audiovisuales y de los libros y bibliotecas estatales, la promoción y difusión de la cultura en español, así como el impulso de las acciones de cooperación cultural y, en coordinación con el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, de las relaciones internacionales en materia de cultura.

La Conferencia Sectorial de Cultura es el órgano de cooperación entre la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas en materia de cultura. Tiene como finalidad el desarrollo de una actuación coordinada en dicha materia, con atención a los principios de lealtad institucional, cooperación y respeto recíproco en el ejercicio de las competencias que dichas administraciones tienen atribuidas.

Por otra parte, el Consejo Jacobeo es el órgano de cooperación que tiene por finalidad facilitar la comunicación entre la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas del Camino de Santiago (País Vasco, Cataluña, Galicia, Principado de Asturias, Cantabria, La Rioja, Aragón, Navarra y Castilla y León) a efectos de coordinar y colaborar en los programas y actuaciones que se prevean en relación con la protección y recuperación del Camino y la celebración de los Años Santos Jacobeos.

La política dep​ortiva

España se ha convertido en un  referente internacional a la hora de diseñar políticas  integrales de seguridad de grandes acontecimientos  deportivos. Pero parecía necesario reforzar la cobertura  legal sancionadora y la actuación en defensa del  juego limpio y en contra de la violencia, el racismo,  la xenofobia y la intolerancia para lo cual se han aprobado diversas leyes.​

La ayuda al deporte en el ámbito estatal se gestiona a  través del Consejo Superior de Deportes, que es el  órgano que ejerce directamente la actuación de la  Administración General del Estado. Por su parte, las  Direcciones Generales de Deportes de las Comunidades Autónomas y Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, las Diputaciones Provinciales y los Cabildos Insulares y las Corporaciones Locales lo hacen en sus  respectivos ámbitos de actuación.​

Una de las características que refuerza considerablemente la Marca España es el progresivo respeto y admiración que se profesa en nuestro país hacia el  deporte paralímpico. Este apoyo se ha manifestado también como una de las actividades propias de la  responsabilidad social corporativa de las empresas, y en la actualidad cuarenta y una empresas están asociadas al Plan ADOP. 

En lo que respecta al deporte de alto nivel, la Administración General del Estado, en colaboración  con las Comunidades Autónomas, a través de  convenios y conciertos, establece los medios necesarios  para los programas de preparación técnica y  el apoyo científico y médico de los deportistas de alto  nivel, así como para su incorporación al sistema educativo  y su plena integración social y profesional.​