Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nuevaCompartir en Linkedin: abre ventana nuevaCompartir en Tuenti: abre ventana nuevaCompartir en Delicious: abre ventana nuevaCompartir en MySpace: abre ventana nueva

Política Exterior

Lunes 31 de octubre de 2016
Asamblea General de la ONU (Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación)

​​Artículo 97 de la Constitución. El Gobierno dirige la política interior y exterior, la Administración civil y militar y la defensa del Estado.

​Contenido

Los ejes tradicionales de la política exterior española

Desde la caída del muro de Berlín en el año 1989 el mundo ha cambiado notablemente. Un hecho fundamental ha modificado las relaciones internacionales: la globalización. Este fenómeno ha convertido al planeta en un espacio más integrado con nuevos desafíos y oportunidades. A pesar de que el ascenso de los BRICS se ha ralentizado, el desplazamiento de la importancia geoestratégica del Océano Atlántico al Océano Pacífico o la llegada de las Tecnologías de la Información y el Conocimiento han modificado las relaciones internacionales y con ello la consiguiente necesidad de replantearse la política exterior.

A este hecho hay que sumarle las profundas transformaciones que ha sufrido España. Su integración en la Unión Europea, la construcción de un Estad​o descentralizado, la recepción de grandes flujos migratorios, el terrorismo yihadista y un largo período de crecimiento económico paralizado por la crisis obliga también desde una perspectiva interna a replantearse esta política ya que la distinción entre política exterior y los asuntos que anteriormente eran una cuestión exclusivamente doméstica se está difuminando rápidamente.

Desde que se produjo la transición a la democracia en los años 70 España ha seguido una serie de líneas fundamentales que han guiado de manera consistente su política exterior.

España y la Unión Europea

El primer eje que ha configurado de manera determinante la política exterior española desde la transición ha sido su vocación europeísta y su pertenencia a la Unión Europea.

Exposición '1986-2014. España en Europa' (Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación)Las Comunidades Europeas comenzaron su andadura en los años cincuenta sin la presencia de  España, excluida en un primer momento por la naturaleza de su régimen político. Con la transición a la democracia en España, comenzó un proceso de acercamiento y homologación con Europa que culminó con nuestro ingreso en 1986.

La última reforma de los tratados se realizó con la firma del Tratado de Lisboa en 2007 y su entrada en vigor en 2009. Entre otros logros, el tratado creó un Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, cargo ocupado desde 2014 por Federica Mogherini, un Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), auténtico servicio diplomático europeo al servicio del Alto Representante de la UE al servicio de los intereses de la política exterior de la UE bajo la dirección de la Alta Representante y, por último, dotó a la UE de personalidad jurídica propia y de capacidad para celebrar acuerdos con Estados y Organizaciones Internacionales.

El SEAE, que fue creado en julio de 2010, cuenta hoy en día con 1200 funcionarios y 139 delegaciones en terceros países, además de 8 ante Organizaciones Internacionales. España está contribuyendo activamente al desarrollo del SEAE promoviendo la incorporación de funcionarios españoles tanto en los servicios centrales del SEAE en Bruselas como en las distintas Delegaciones UE en el exterior.

España e Iberoamérica  

Iberoamérica ha sido otro de los campos de actuación por excelencia debido en gran parte a los fuertes vínculos existentes entre España y la región

La Conferencia Ibero​a​mericana de Naciones supuso  la plasmación política de esa comunidad. Nacida  en 1991 a iniciativa de México y España, reúne  a todos los países de lengua española y portuguesa  de América y Europa. La declaración final de su primera  Cumbre (celebrada en Guadalajara, México) consagra el reconocimiento político de la existencia  de una comunidad.  Las transformaciones que ha experimentado en estas dos décadas el espacio iberoamericano hacían necesaria una renovación para poner al día el sistema y hacerlo más eficaz. El proceso de reforma se inició en la Cumbre de Cádiz (2012). En ella se decidió crear una Comisión presidida por Ricardo Lagos, ex Presidente chileno, que apuntó en un informe las grandes líneas del cambio. En la Cumbre de Panamá (2013), los países de la Conferencia Iberoamericana avanzaron en la implementación de las reformas. El proceso culminó en la Cumb​re de Veracruz (2014), en la que se aprobaron las modificaciones que no pudieron ser incorporadas el año anterior. Entre los elementos de la reforma destacan la periodicidad bienal de las Cumbres (que se alternarán con las Cumbres UE-CELAC), dotar de mayor espacio a las conversaciones informales entre Presidentes, reforzar la Secretaria General Iberoamericana (SEGIB) en los aspectos de cooperación, caminar hacia una integración de los cinco Organismos Iberoamericanos (SEGIB, OEI, OISS, OIJ y COMJIB) bajo la égida de la SEGIB, y redistribuir el presupuesto de la Secretaría G​eneral Iberoamericana​, de forma que la proporción existente actualmente (la Península Ibérica cubre el 70% y América Latina, el 30%), se modifique, incrementándose la parte latinoamericana en un 10% (de forma que los respectivos porcentajes pasarían a 60%  y 40%). En este contexto de renovación y revitalización del sistema, en 2016 celebramos el 25º aniversario de las Cumbres Iberoamericanas. La XXV Cumbre ha tenido lugar en Cartagena de Indias bajo el lema "Juventud, emprendimiento y educación". La Cumbre se ha celebrado un momento de especial trascendencia histórica para el país anfitrión, Colombia, al que España ha apoyado y seguirá apoyando firmemente en la consecución de la paz.

Ese sólido compromiso del Gobierno español con el proceso de paz en Colombia, se ha articulado, tanto bilateralmente (mediante la cooperación española), como en el seno de la UE y dentro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. España ha apoyado a Colombia en  desminado (formación de 126 militares colombianos desde 2003) y seguirá haciéndolo a través de la Iniciativa Global de Desminado, copatrocinada por EEUU y Noruega (a la que se aportarán 500.000 $). Además, España participará en la Misión Política Especial de las Naciones Unidas, encargada de la vigilancia y verificación de la entrega de armas, del alto al fuego y del cese de hostilidades, mediante la aportación de observadores no armados de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. 

España se convirtió  en noviembre de 2012 en el primer  país europeo en obtener el estatuto de observador en la Alianza del Pacífico integrada por Chile,  Perú, Colombia y México.  Desde entonces, España busca fórmulas de colaboración activa con la Alianza. El presidente del Gobierno asistió a la Cumbre de la organización que se celebró en Cali (Colombia) en mayo de 2013. España también estuvo presente  en la reciente Cumbre de la Alianza en Chile en junio de 2016. En ella expuso las líneas de trabajo que está siguiendo en su relación con la Alianza:

  • ​Cooperación en el ámbito de la Investigación y la Innovación. En la reunión que organizó en Lima en mayo de 2016,  a la que asistieron Directores de Centros de Excelencia  españoles y de los Estados miembros de la Alianza, se acordó la elaboración de un Plan de Acción   que incluirá la creación de un programa de Becas de Excelencia Alianza del Pacífico.
  • Integración Financiera en la Alianza del Pacífico (reunión organizada en julio de 2016 en Cartagena de Indias, con asistencia altos directivos de los respectivos mercados bursátiles y organismos reguladores).
  • Integración Iberoamericana y la Alianza del Pacífico, reunión que tendrá lugar en México en noviembre de 2016.
  • Nuevas líneas en materia de Facilitación del Comercio, la Internacionalización de las PYMEs y la Movilidad de Talentos.​

El Rey y el presidente del Gobierno en la XXIV Cumbre Iberoamericana (Ministerio de la Presidencia)Otra de las manifestaciones de la intensa relación de España con la región la constituyen las recientes visitas a nuestro país  de varios Jefes de Estado Iberoamericanos: el Presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina (febrero de 2013), el Presidente de Uruguay, José Mújica (mayo 2013), el Presidente de Ecuador, Rafael Correa (abril de 2014), el Presidente de México, Enrique Peña Nieto (junio 2014), la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet (octubre de 2014), el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (marzo de 2015), el presidente de Paraguay, Horacio Cartes (junio de 2015), o el presidente de Perú, Ollanta Humala (julio de 2015). SS.MM. los Reyes realizaron un viaje de Estado a México en 2015 (el segundo de su reinado). Por su parte, el presidente del Gobierno ha participado en las Cumbres Iberoamericanas de Panamá (2013) y Veracruz (2014), así como en las Cumbres UE-CELAC de Santiago de Chile (2013) y Bruselas (2015), y ha viajado a Colombia y México (2012)​, ​Perú y Chile (enero de 2013), Panamá (junio de 2014) o Guatemala (marzo de 2015). Con ocasión de tales visitas se firmaron acuerdos de asociación estratégica renovados con Chile y Perú, y se renovó también el existente con Brasil a través de una Declaración de ambos presidentes. También se han firmado tratados en materias como los programas de movilidad de talentos o el uso compartido de instalaciones diplomáticas.

España promueve la integración y el  multilateralismo como mejor respuesta a la nueva  realidad internacional. Por ello, ha apoyado los diferentes  procesos de integración económica, política  y comercial como la Unión de Naciones de América del Sur (UNASUR), el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) o el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) y observa  con interés los nuevos impulsos integradores que están  desarrollándose en la región como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC).    

La potenciación de las relaciones de la UE con Iberoamérica es  una prioridad constante para España. Nuestro país trabaja para consolidar los importantes avances que se han producido en las relaciones entre la UE y América Latina, y para permitir nuevos progresos, en particular, en el ámbito de los acuerdos internacionales. La II Cumbre UE-CELAC, celebrada en 2015, lanzó un ejercicio exhaustivo de reflexión y formulación de propuestas de intensificación de dichas relaciones, cuyos resultados se han presentado en la reunión de Ministros de Asuntos Exteriores UE-CELAC de 25 y 26 de octubre de 2016. España ha contribuido muy activamente a este proceso, especialmente con propuestas en los ámbitos económico y de cooperación. Más allá del proceso birregional, España ha trabajado en los últimos meses en pro de la conclusión del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación de la UE con Cuba, del relanzamiento de las negociaciones para un Acuerdo de Asociación UE-Mercosur, de una pronta aplicación del Protocolo de Adhesión de Ecuador al Tratado Multipartes con la UE y de la puesta en marcha del Fondo Fiduciario para el apoyo al posconflicto en Colombia

España y el Magreb   

Región del norte de África constituida por Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez y Libia, el Magreb ha sido objeto de una atención prioritaria por parte de la política exterior española. Factores como la proximidad geográfica, la vinculación histórica y la densidad de los intercambios humanos, económicos y culturales han favorecido e impulsado las relaciones con nuestros vecinos del sur.

Desde principios de 2011, el Magreb ha sido escenario de profundas transformaciones. El descontento de una población mayoritariamente joven ante las precarias condiciones socioeconómicas a las que estaba sometida, fue evolucionando en demandas de una mayor apertura política, que se han concretado en procesos de cambio, transición y reforma.

Túnez fue pionera y es actualmente un modelo en la "primavera ​árabe" por el grado de consenso existente entre los diferentes actores políticos manifestados en la Constitución de enero de 2014. Con las elecciones legislativas y presidenciales de 2014 se culminó el proceso de transición iniciado en enero de 2011 con la caída del presidente Ben Alí tras veintitrés años de mandato.

La transición libia, que comenzó con la revolución del 17 de febrero de 2011 y la deposición del coronel Gadafi en octubre de ese mismo año, está siendo turbulenta. El país padece actualmente de graves problemas de gobernabilidad y seguridad. España apoya el Acuerdo político libio firmado en Sjirat en diciembre del 2015 y las instituciones surgidas del mismo, el Consejo Presidencial y el Gobierno de Acuerdo Nacional tras la  mediación de Naciones Unidas.  Organizó la Conferencia "Estabilidad y Desarrollo en Libia" en septiembre de 2014 en Madrid en la que participaron veintiún países y delegaciones.​

Por otra parte, Marruecos y Argelia, en distinta forma y grado, han emprendido una senda reformista tras la primavera de 2011. El rey Mohamed VI abrió un proceso de reforma política y, en 2011, la reforma constitucional de signo aperturista fue ampliamente aprobada en referéndum el 1 de julio. En las elecciones legislativas de noviembre de ese año el partido islamista moderado Justicia y Desarrollo obtuvo por primera vez la mayoría de los votos y formó un gobierno de coalición en el que también participaban Istiqlal -sustituido en septiembre del 2013 por el RNI como socio principal-, el Movimiento Popular y el PPS. También en 2011, en abril, Argelia inició un programa de reformas políticas, incluida una nueva legislación electoral y la revisión constitucional, que entró en vigor el 7 de marzo de 2016. En Mauritania, a su vez, en un marco general de estabilidad, el Presidente Abdelaziz comenzó su segundo mandato tras las elecciones presidenciales del mes de junio de 2014.

En lo relativo al Sahara Occidental, España apoya una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de disposiciones conformes a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas. España apoya el papel central de Naciones Unidas en la búsqueda de esta solución y mantiene su compromiso humanitario con el pueblo del Sahara Occidental, siendo el primer donante bilateral de ayuda a los campamentos de refugiados en Tinduf

Conferencia sobre estabilidad y desarrollo en Libia (Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación)

La profundidad de las relaciones entre España y el Magreb se ha venido consolidando en el tiempo a través de la firma de Tratados de amistad, buena vecindad y cooperación con Marruecos (1991), Túnez (1995) y Argelia (2002) y el memorándum de consultas políticas con Mauritania de 2015. Con estos países, al igual que con Libia, mantiene un intenso diálogo político. La celebración periódica de Reuniones de Alto Nivel estimula el desarrollo de las relaciones bilaterales. Por otro lado, son frecuentes los viajes de ministros y altos cargos en los que se examinan cuestiones de interés bilateral y de la agenda internacional.

Desde una perspectiva económica, España mantiene intensos vínculos con el Magreb. Las relaciones comerciales e inversiones tienen una importancia particular tanto en Marruecos (donde España ha sido el primer socio comercial el 2012, 2014 y 2015 con un volumen de intercambios de 11.999M€, los datos del primer semestre de 2016 corroboran esta posición) como en Argelia (donde España ha sido el primer socio comercial en 2013, 2014, con un volumen de intercambios de 9.763 M€ en 2015). 

Asimismo, el Magreb es uno de nuestros principales suministradores energéticos. Importamos de esta región aproximadamente el 45% del gas de Argelia, lo que tradicionalmente ha desequilibrado nuestra balanza comercial.

La seguridad en la región constituye una preocupación compartida por España y los países del Magreb. La criminalidad organizada, los tráficos ilegales y el terrorismo internacional activo en Libia y en el Sahel representan una amenaza directa para todo el Mediterráneo. Por este motivo, las autoridades españolas trabajan con sus homólogas magrebíes para identificar y prevenir riesgos y cooperar en el ámbito policial y judicial con el fin de evitar la impunidad.

Por otro lado, la cooperación con Mauritania, Marruecos y Argelia en la gestión de flujos migratorios es excelente y ha impulsado la firma de acuerdos con los países del Magreb, zona de destino y tránsito de muchos inmigrantes que anhelan llegar a Europa. España apoya en este sentido las nuevas políticas migratorias de los países de la zona, como Marruecos.

El deseo de acercamiento entre España y el Magreb no puede prescindir de la vertiente cultural. La profundización de las relaciones en cualquier campo es más efectiva cuanto mayor es el conocimiento mutuo. En este sentido, los nueve Institutos Cervantes en la región, de los cuales seis se ubican en Marruecos, y las actividades organizadas por la Casa Árabe en Madrid y Córdoba y la Casa del Mediterráneo en Alicante facilitan el entendimiento y la confianza.

Nuestro país desempeña además un papel esencial en el espacio euro-mediterráneo, y ha contribuido de manera decisiva a la incorporación de los temas magrebíes en la agenda de la UE. La profundización de las relaciones con esta región ha conocido en los últimos años un gran impulso con la firma de Acuerdos de Asociación de la UE con Túnez (1995), Marruecos (1996) y Argelia (2002). Marruecos es el vecino del sur más avanzado en el marco de la nueva Política Europea de Vecindad, de lo que es muestra la firma del Estatuto avanzado en 2008 y del Plan de Acción UE-Marruecos 2013-2017. Asimismo, durante la presidencia española del Consejo de la UE, en el primer semestre de 2010, tuvo lugar en Granada la Cumbre UE-Marruecos, la única hasta la fecha. Marruecos es además el principal receptor de asistencia en materia de vecindad y pionero en negociar nuevos acuerdos en materia migratoria, de pesca o comercial. España organizó la primera Conferencia Ministerial de países de la Vecindad Sur en Barcelona en abril de 2015, donde se abordó la revisión de la Política Europea de Vecindad.

En los últimos años, procesos de cooperación regional como la Unión por el Mediterráneo y el Diálogo 5+5 han favorecido la consulta política y la cooperación sectorial entre las dos riberas del Mediterráneo.

España ha desarrollado finalmente iniciativas conjuntas con Argelia (en materia de agua en el ámbito 5+5) y con Marruecos (en materia de mediación en el ámbito de Naciones Unidas).

Las Reuniones de Alto Nivel

España celebra Cumbres bilaterales con sus principales socios europeos como muestra de unas relaciones particularmente estrechas y para avanzar en un diálogo sobre intereses comunes. Son un complemento imprescindible de los múltiples encuentros en el marco de la Unión Europea y de las visitas bilaterales de los diferentes Ministerios.

Encabezadas por los Jefes de Estado o de Gobierno respectivos, también se realizan reuniones sectoriales entre Ministerios en función de la agenda bilateral.

En las reuniones de Asuntos Exteriores se ha avanzado en la búsqueda de consensos con los principales actores de la Unión Europea para profundizar en la Unión Económica y Monetaria, así como las cuestiones más destacadas y urgentes de la agenda internacional, como han sido la situación de los países del norte de África, la política Europea de Vecindad, el proceso de paz de oriente medio y la crisis siria.

En 2014 se celebraron las siguientes Cumbres:

  • ​XVIII Cumbre con Italia, 27 de enero en Roma. Los jefes de Gobierno de ambos países se reunieron con el objetivo de buscar soluciones concretas a los retos a nivel europeo, en particular a la recuperación del crecimiento y del empleo, y para relanzar el proceso de integración europea durante Presidencia italiana de la UE. Los principales debates se centraron en la movilización de fondos europeos, de los cuales 6.000 millones estarán a disposición de los Estados mediante la Iniciativa europea para el Empleo Juvenil y en el tema migratorio.
  • XXVII Cumbre con Portugal, el 4 de junio en Vidago. El Presidente de España y el Primer Ministro de Portugal dieron prioridad a temas económicos comunes y a la cooperación transfronteriza. Se consolidó la voluntad de cooperar en la mejora de los mercados de trabajo y las políticas activas de empleo, y se alcanzó el compromiso de movilizar socios a nivel local, regional, nacional y europeo, aprovechando las distintas fuentes de financiación disponibles, en particular el nuevo Marco Financiero Plurianual, para reducir el desempleo y la segmentación laboral. En temas de cooperación transfronteriza, los Jefes de Gobierno subrayaron la necesidad de concluir la revisión del Protocolo Adicional en materia de lucha contra los incendios forestales, con objeto de ampliar las intervenciones a otras operaciones de protección y socorro. A su vez, reiteraron la importancia de garantizar la calidad y la capacidad de las comunicaciones y las conexiones energéticas en las regiones fronterizas, haciendo especial hincapié en los municipios que generalmente carecen de cobertura de banda ancha móvil y la implantación programada del ancho de vía ferroviario europeo.
  • X Cumbre con Polonia, 23 de junio en Gdansk. Los principales temas de la cumbre fueron la colaboración económica, la seguridad energética y los asuntos sociales. Además se produjeron consultas entre los representantes de los ministerios de Empleo, Fomento, Defensa e Industria. De esta forma, se ha llegado a la firma de dos documentos; una declaración común de colaboración en el sector de empleo y política social y una carta de intención, que busca el fortalecimiento de la colaboración en el sector de defensa. Por último, se acordó tratar la cuestión de la energía de manera conjunta para buscar soluciones a la falta de integración del mercado energético comunitario.
  • En agosto de 2014 se celebraron una serie de reuniones de trabajo entre el Presidente Rajoy y la Canciller alemana, Angela Merkel, en Santiago de Compostela con vistas a avanzar en determinados ámbitos de potencial cooperación. Debe tenerse en cuenta que a lo largo de 2014 se desarrolló el MoU entre Ministros de empleo de 2013, que cristalizó en lo que poco después sería el Acuerdo de cooperación entre Servicios Públicos de Empleo y, finalmente, se trabajó en la consolidación de los Programas de movilidad de jóvenes europeos.
  • XXIV Cumbre con Francia, 1 de diciembre en París. La agenda de Mariano Rajoy y François Hollande permitió sellar el compromiso de alcanzar el 10% de interconexiones energéticas entre Francia y España en 2020 permitiendo así acabar con la situación de "isla energética" en la que se encuentra nuestro país. La agenda incidió también en temas económicos, fijándose puntos de vista comunes sobre políticas de empleo y de crecimiento para Europa. Además, se establecieron las grandes orientaciones para catalizar la política de inversiones prevista en el plan Juncker que permitiría relanzar la economía comunitaria con 300.000 millones de euros en los próximos años.​

En 2015 se celebraron Cumbres con Portugal  (Bayona, 22 de junio), Polonia (Madrid, 16 de julio) y Alemania (Berlín, 31 de julio). Otros foros de sociedad civil y gobiernos han sido el Foro hispano-italiano de Barcelona (8 y 9 de abril), las Tertulias hispano-británicas de Cambridge (11-13 septiembre) y el VIII Foro hispano-alemán bajo presidencia de SM y del Presidente alemán (18 de noviembre). No tuvo lugar la RAN con Turquía, para la que no se pudieron encontrar fechas por la situación electoral en ambos países.

  • Cumbre con Portugal (Bayona, 22 de junio). Se firmaron los siguientes acuerdos:  Convenio de Cooperación en materia de Defensa, que supuso una modernización del hasta entonces vigente;  Convenio para la rehabilitación del puente sobre el Guadiana que comunica las localidades de Ayamonte y San Antonio de Vila Real;  Memorándum de cooperación en materia de Empleo y Formación Profesional; Memorándum de Plan de Acción en Materia Turística;  Convenio para el traslado de cadáveres (la parte portuguesa daba a este acuerdo una gran importancia, toda vez que afecta a numerosos nacionales de aquel país, especialmente en la zona fronteriza)
  • Cumbre con Polonia (Madrid, 16 de julio). ​Aparte de la reunión entre los Primeros Ministros, en las respectivas reuniones sectoriales participaron los ministros de Asuntos Exteriores, Justicia, Finanzas y Fomento de ambos países. En la reunión de los jefes de Gobierno se trataron asuntos relacionados con las relaciones bilaterales, así como la evolución del posible apoyo financiero a Grecia o la gestión de la crisis migratoria en la Unión Europea. En las sectoriales, hay que destacar que se abordaron mejoras en los instrumentos de cooperación en materia de justicia (firma de Acuerdo de cooperación entre respectivos Ministros de Justicia) o respecto de la presencia de las empresas españolas en proyectos de infraestructuras en Polonia.
  • Cumbre de Alemania (Berlín, 31 de julip).Se trató de una cumbre informal en la que no se firmaron acuerdos, pero donde el Presidente del Gobierno y la Canciller alemana discutieron temas de gran relevancia, como la crisis migratoria o la situación económica de Grecia en particular y de la eurozona en general. La situación política interna de España en 2016 no ha hecho posible celebrar Cumbres este año. Es de esperar que tan pronto la situación se estabilice se vuelvan a celebrar.​

España y los Estados Unidos   

La agenda bilateral se ha visto claramente reforzada en los últimos tiempos y ha identificado el eje transatlántico como la segunda de las líneas maestras de nuestra política exterior.

La presencia global de los Estados Unidos (EE.UU.) y su papel económico central hacen de la relación transatlántica una de las más importantes para España. Todo ello se ha puesto de manifiesto a través de numerosas visitas. SS.MM. los Reyes viajaron en septiembre de 2014 a Nueva York para participar en la Semana Ministerial de las Naciones Unidas y S.M. el Rey aprovechó para entrevistarse con el presidente Obama.  El Presidente del Gobierno viajó a Washington el 13 de enero de 2014, donde se entrevistó con el Presidente Obama en la Casa Blanca y se reunió con la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y con la Cámara de Comercio de los EE UU. Con motivo del XIX Foro España-Estados Unidos en Málaga, inaugurado por SS. MM. los Reyes, visitó España una delegación del Congreso (Cámara de Representantes y Senado). El 10 de septiembre de 2014, el Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, se reunió en Washington con el Secretario de Energía, Ernest Moniz. El 15 de septiembre, el Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, visitó Washington, donde se entrevistó con el Fiscal General, Eric Holder, el Director del FBI, James Comey, y el Director de la CIA, John O. Brennan. El 17 de octubre, el Ministro de Defensa, Pedro Morenés, se reunió con el Secretario de Defensa, Chuck Hagel, en Washington.

En septiembre de 2015, SS.MM. los Reyes viajaron de nuevo a Estados Unidos, siendo recibidos por el Presidente Obama y la Primera Dama en la Casa Blanca antes de viajar a Florida para asistir a las conmemoraciones del 450 aniversario de la fundación de San Agustín y presidir la inauguración del XX Foro España-EEUU en dicha ciudad. Anteriormente, el Presidente del Gobierno viajó a Washington el 13 de enero de 2014, donde se entrevistó con el Presidente Obama en la Casa Blanca y se reunió con la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y con la Cámara de Comercio de los EE.UU. El Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Jose Manuel García Margallo, viajó a EE.UU. en 2012, 2015 y de nuevo en abril de 2016. El Secretario de Estado, John Kerry, también visitó Madrid los días 18 y 19 de octubre de 2015, visita durante la cual firmó con el Ministro García-Margallo una Declaración de Intenciones sobre la Rehabilitación de Palomares, El nuevo Secretario de Defensa, Ashton Carter, también visitó  Madrid y la Base Aérea de Morón los días 4 a 6 de octubre de 2015. Finalmente, esta intensificación de la relación al máximo nivel político culminó con la visita del Presidente Obama a España los días 9 y 10 de julio de 2016, para reunirse con S.M. el Rey y el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y para visitar la Base Naval de Rota.

El presidente del Gobierno junto al presidente de los Estados Unidos (Ministerio de la Presidencia)

A nivel bilateral, en junio de 2015 se firmó el III Protocolo de Enmienda al Convenio de Cooperación para la Defensa de 1988, por el que se autorizó el despliegue permanente en Morón de una Fuerza de Respuesta a Crisis de EE.UU., Special Purpose Marines Air-Ground Task Force (SPMAGTF) fue firmado en Washington el 17 de junio de 2015 por el Secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ignacio Ybáñez, y el Vicesecretario de Estado de EE.UU, Tony Blinken. A finales de septiembre de 2015, llegó a la Base de Rota el cuarto destructor AEGIS, el "USS Carney", que completó el despliegue de cuatro destructores tipo AEGIS estadounidenses en nuestro país en el marco del "Sistema Antimisiles" de la OTAN. Con esta incorporación, la Base de Rota alcanzó los 1.200 efectivos estadounidenses, 3.000 incluyendo sus familiares y personal civil administrativo.

La cooperación y consultas políticas entre España y EE.UU. - que comparten una especial sensibilidad hacia el problema del terrorismo, la proliferación de armas de destrucción masiva y otras amenazas contra la paz y seguridad internacionales como el terrorismo - se intensificó aún más entre 2015 y 2016. España forma desde 2014 parte activa de la Coalición Global capitaneada por los EE.UU. para luchar contra el Daesh.​

En el ámbito de la economía, los intercambios comerciales siguen aumentando y EE.UU. es el primer socio comercial para España fuera de los países de la UE y el sexto en total. Entre enero y agosto de 2014, España exportó por valor de 6.763,91 millones de euros e importó por valor de 6.896,48 millones de euros, siendo la tasa de cobertura del 98%.

En el año 2015, nuestras exportaciones a EE.UU. continuaron la senda alcista y se produjo un mayor dinamismo de nuestras importaciones provenientes de EE.UU. Nuestras exportaciones alcanzaron, en 2015, los 11.410,86 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,22% con respecto a 2014. Por su parte, las importaciones sumaron, en 2015, 12.844,61 millones de euros, reflejando un aumento del 24,58% con respecto al ejercicio anterior.

España se ha convertido en uno de los inversores extranjeros más importantes en EE.UU. y las inversiones de empresas españolas están en pleno auge, con más de 700 empresas de nuestro país ya instaladas en EE.UU. Ello ha sido muy importante para entender la auténtica transformación en nuestras relaciones económicas bilaterales. Ese flujo se concentra en sectores tan críticos y visibles como las infraestructuras, los servicios financieros, las energías renovables, las industrias del hierro y del acero y la moda. El stock de inversión de España en EE.UU. continúa creciendo. A fecha de 31 de diciembre de 2014 (último dato disponible) alcanzaba los 65.793 millones de euros. En cuanto a las inversiones de EE.UU. en España, el stock de inversión estadounidense a fecha de 31 de diciembre de 2014 era de 47.323 millones de euros, existiendo 1.300 empresas estadounidenses instaladas en nuestro país.

El auge de nuestras relaciones económicas y comerciales se ha visto acompañado de una extraordinaria revitalización de nuestras relaciones culturales y el español es ya la segunda lengua más hablada en EE.UU., que cuenta con 55 millones de hispano-hablantes (algo más del 17 % de su población) y es además la lengua extranjera más estudiada, tanto en la enseñanza secundaria como en la enseñanza superior. Alrededor del 60% de los estudiantes universitarios que estudian un idioma extranjero en EE.UU., optan por el español. En este sentido destacó la inauguración en octubre de 2013 del Observatorio de la Lengua Española y las Culturas hispánicas en la Universidad de Harvard. El Instituto Cervantes cuenta, además, con sedes en Alburquerque, Chicago y Nueva York, además de dos Aulas Cervantes en Boston y Seattle. También existe un Centro Cultural Español de Cooperación Iberoamericana en Miami. Finalmente, SS.MM. los Reyes viajaron a Puerto Rico el 15 de marzo de 2016, donde inauguraron el VII Congreso Internacional de la Lengua Española.

Asimismo, entre 2013 y 2015 se desarrolló un ciclo de destacadas conmemoraciones  históricas: quintos centenarios del descubrimiento de La Florida por Juan Ponce de León y del avistamiento del Océano Pacífico por Vasco Núñez de Balboa; el tercer centenario del nacimiento de Fray Junípero Serra, fundador de la red de misiones franciscanas en California y el Sudoeste de EE.UU., así como el 450 aniversario de la fundación en 1565 por Pedro Menéndez de Avilés de San Agustín de La Florida. Por último, en diciembre de 2014, tras su aprobación por ambas cámaras del Congreso, el Presidente Obama concedió al militar español Bernardo de Gálvez y Madrid la ciudadanía honoraria de Estados Unidos por su decisiva contribución a la independencia de su país, honor otorgado hasta la fecha solamente a siete personalidades históricas. 

Otras áreas de interés

  • El Mediterráneo

España sigue desempeñando un papel muy relevante en la cooperación euromediterránea. Tras haber sido uno de los países promotores del Proceso de Barcelona, España alberga, tras la Conferencia de Marsella de 2008, la sede de la Secretaría General de la Unión por el Mediterráneo comprometida con los objetivos de la declaración de Barcelona 1995 y la Cumbre de París 2008, que se encuentra en la ciudad de Barcelona.

Los procesos de cambio político que están experimentando nuestros socios del Sur, y el profundo proceso de renovación institucional en que ha estado inmersa la UpM en los últimos años (co-presidencias Norte y Sur, continuidad del Secretario General) han dado un nuevo impulso a la UpM que ha adquirido su propia dinámica.

Se ha mejorado el funcionamiento de la Secretaría General, se han aprobado 29 proyectos por un valor de 3.500 M. € con facilidades para acceder a su financiación y aportando soluciones a proyectos regionales complejos, y alrededor de 100 proyectos están a la espera de ser examinados. Las co-presidencias están decididas a impulsar la celebración de conferencias ministeriales habiéndose celebrado reuniones ministeriales sobre la mujer, transporte y energía en 2013 y sobre cooperación industrial, medio ambiente y cambio climático y economía digital en 2014, Blue Economy en 2015, además de 55 reuniones de alto nivel y de expertos. Todo ello contribuye a la elaboración de una agenda mediterránea común, con objetivos a largo plazo y líneas de acción por sectores.

La revisión de la Política europea de Vecindad ha supuesto un punto de inflexión y una clara señal sobre la importancia política que se concede a la UpM como plataforma de cooperación y espacio para el desarrollo de las relaciones euromediterráneas. Su objetivo de alcanzar una mayor integración económica a través de proyectos con el máximo impacto positivo para las poblaciones de la región es de gran importancia en estos momentos.

La consolidación de la Unión por el Mediterráneo ha ido paralela al desarrollo de otros procesos de cooperación subregional, como el Foro del Mediterráneo Occidental (Diálogo 5+5). Éste se ha consolidado en los últimos años como un foro de concertación política y cooperación subregional entre los países del Mediterráneo Occidental (Argelia, España, Francia, Italia, Libia, Malta, Marruecos, Mauritania, Portugal y Túnez) y ha creado una red de conexiones intrarregionales. La llegada de nuevos gobiernos a la ribera sur del Mediterráneo ha abierto nueva perspectivas de intensificación de este ámbito de cooperación.

  • Oriente Próximo 

En 2014 se agudizaron varias de las crisis en la región de Oriente Próximo: el conflicto civil en Siria, la ofensiva de Daesh en Irak y en Siria, la acción militar de Israel en Gaza y el estancamiento del proceso de paz israelo-palestino y los obstáculos al proceso de transición en Yemen. España trató en todos los casos de aportar en la medida de sus posibilidades su contribución para solucionar o al menos paliar las consecuencias más lacerantes de estos conflictos. En el caso de Siria, España impulsó los trabajos del Grupo de Córdoba acogiendo reuniones de las principales minorías étnicas. En Irak, mediante su participación en la coalición global contra Daesh. En el conflicto palestino-israelí, ha animado en todo momento a ambas partes a retomar la vía de las negociaciones como único camino para lograr una solución justa, basada en la coexistencia en paz, seguridad y prosperidad de dos Estados. En ese sentido debe interpretarse la aprobación el 18 de noviembre de 2014 por una amplísima mayoría en el Congreso de los Diputados de la resolución no de ley sobre reconocimiento del Palestina como estado.

En 2014 el gobierno continuó la línea tradicional de reforzar los lazos con los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), dando un carácter prioritario a las ya de por sí fluidas relaciones institucionales, lo que se puso de manifiesto en viajes de Su Majestad el Rey Juan Carlos I a Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán y Bahrein en abril y Arabia Saudí en mayo. Con el CCG trabajamos en una doble dirección, en el seno de la UE y su diálogo estratégico con el consejo y en el ámbito bilateral, el cual se ha visto afianzado en últimos años por una profundización en las relaciones políticas, pero también en las económicas, comerciales y en las culturales.

En 2016 persisten varias de las crisis y conflictos  mencionados. En el caso de Siria, España ha mantenido siempre que no hay solución militar a la guerra en Siria y que la solución solo puede ser política.  España contribuye activamente a los esfuerzos de la comunidad internacional para poner fin a este conflicto, a través de su asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y formando parte del Grupo Internacional de Apoyo a Siria. Nuestro país ha trabajado particularmente en el ámbito humanitario impulsando en el Consejo de Seguridad resoluciones como la 2286 sobre el principio de neutralidad médica en conflictos armados.

En Irak, España, como socio comprometido con la lucha contra el terrorismo, participa   en la coalición global contra Daesh a través de labores de entrenamiento de las Fuerzas Armadas iraquíes. Asimismo, España apoya los esfuerzos del gobierno de Irak y su Primer Ministro Al Abadi de impulsar las reformas necesarias para avanzar hacia la reconciliación nacional y la consolidación de un sistema democrático plural e inclusivo en el que participen las diversas comunidades que componen la sociedad iraquí.

En relación con  el conflicto palestino-israelí, España ha apoyado las diversas iniciativas diplomáticas dirigidas a recuperar un horizonte de negociaciones de paz entre las partes. Nuestro país fue el primero en hacer alusión en el Consejo de Seguridad  a la oportunidad de convocar una nueva Conferencia Internacional para relanzar el proceso de paz, y hemos apoyado los esfuerzos de la Comunidad Internacional por avanzar en esta vía. En el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas hemos dedicado especial  atención a la situación de  preocupante estancamiento del proceso de paz,  a la necesidad de defender la solución de dos Estados, crecientemente amenazada  como la única capaz de garantizar una paz estable y duradera y también a la situación humanitaria sobre el terreno, particularmente en la Franja de Gaza.

Como miembros de la Unión Europea, hemos impulsado un papel más activo de la Unión en el proceso de paz y  apoyado los esfuerzos y la labor del  Representante Especial para acercar a las partes y lograr mejorar la situación sobre el terreno, condiciones necesarias para generar un clima favorable a la vuelta a las negociaciones entre las partes.

También hemos apoyado  la labor de la Unión en el Cuarteto, que recientemente ha elaborado un Informe especialmente relevante sobre las tendencias que sobre el terreno están socavando la viabilidad de la solución de dos Estados, con recomendaciones a las partes para revertir esta situación. En 2016 el gobierno ha continuado trabajando en  el desarrollo de las relaciones políticas, económicas y culturales  con los países del Golfo que han experimentado un notable impulso en los últimos años.  Cabe destacar la visita de S.M. el Rey Felipe VI (acompañado por el Ministro de Defensa) en enero de 2015 a Arabia Saudí para presentar sus condolencias al Rey Salman por el fallecimiento del Rey Abdullah y felicitarle por su acceso al trono. A nivel de la Unión Europea,  España participa activamente en diálogo estratégico birregional con los países del Consejo de Cooperación del Golfo  en un contexto de creciente importancia en las relaciones entre ambos bloques que comparten intereses políticos, económicos y de seguridad ante la amenaza global que supone el desafío terrorista.

España mantiene su pleno compromiso con la paz y la estabilidad en la región como lo muestra la  participación española  en la Fuerza Internacional  de las Naciones Unidas (FINUL) desplegada en Líbano.

Finalmente, España, que apoyó desde un primer momento el acuerdo nuclear con Irán y lo considera un éxito de la diplomacia preventiva y del sistema de no proliferación, desempeña una labor esencial en su implementación, siendo país facilitador de la Resolución 2231 en el seno del Consejo de Seguridad.

  • ​África Subsahariana 

En un mundo globalizado, los desafíos que afronta cada región corresponden al conjunto de la Comunidad Internacional. Siguiendo esta lógica, nuestra política hacia África se fragua a partir de un diálogo constante con los gobiernos y las sociedades africanas. Nuestro compromiso se plasma en todos los ámbitos: desde la cooperación internacional (seis países de atención prioritaria del vigente Plan Director están en África Subsahariana), hasta nuestra presencia en misiones PCSD (en Mali,  Níger, República Centroafricana o Somalia). Todo ello, sobre un trasfondo de incremento de nuestras relaciones bilaterales que se articula a través de una amplia red de Embajadas, Consulados y Oficinas comerciales -la cuarta más amplia de los países UE- y cuenta con la contribución de Casa África, organismo de diplomacia pública con sede en Las Palmas de Gran Canaria.

La presencia de España en el Consejo de Seguridad en el bienio 2014-2016 ha reforzado nuestro diálogo con los grandes actores políticos del continente así como nuestra contribución a la hora de abordar las principales crisis en el Sahel, la región de los Grandes Lagos y el Cuerno de África. Nuestra apuesta por África es también una apuesta por las soluciones multilaterales y los procesos de integración, lo que nos lleva a estrechar los vínculos con la Unión Africana y los organismos económicos regionales africanos, en particular la CEDEAO y el Grupo de los 5 para el Sahel.

En el marco de la Unión Europea, España hace valer su experiencia a la hora de afrontar uno de los retos cruciales de nuestro tiempo: la crisis migratoria. España desempeñó un papel importante en las negociaciones que llevaron a los Acuerdos alcanzados en la Cumbre de la Valeta y su Plan de Acción, así como en el diseño del Fondo Fiduciario para luchar contra las causas profundas de las Migraciones. Nuestro enfoque parte de la experiencia en la gestión de flujos migratorios y lucha contra la inmigración irregular, y sitúa el diálogo migratorio un marco amplio de relaciones, centrado en el desarrollo de los países de origen y tránsito.

Hoy por hoy, más de un millar de nuestras empresas están asentadas en el continente africano y en 2015, nuestro país fue el tercero de la UE que más licitaciones ganó del Banco Africano de Desarrollo. Es preciso hacer énfasis en la diplomacia económica, con objeto de dar respuesta a un continente que cuenta con la población más joven del planeta -con un millón y medio de estudiantes de español- y que el año pasado fue la segunda región del mundo que más creció en términos económicos, tras el Sudeste asiático.

En nuestra política africana, la región de África Occidental ocupa una posición estratégica. Mantenemos una interlocución permanente con los estados del Sahel y del Golfo de Guinea,  y en particular con Guinea Ecuatorial, con la que nos unen evidentes lazos históricos y culturales, y que es el único país de lengua española en el continente africano.​

  • Asía-Pacífico

Asia es un continente que engloba ya el 54% de población y 46% de población urbana mundial; que en 2016 obtuvo cerca del 30% del PIB mundial y que alcanzará el 43% en 2020 y el 52% en 2050. En Asia se está produciendo una gran "revolución de las clases medias" que afecta a miles de millones de personas, que ven aumentar año a año su capacidad adquisitiva y su poder económico y social. Entre 2000 y 2025 la clase media crecerá en Asia en más de 2.650 millones de personas, mientras los pobres del continente descenderán en cerca de 2.000 millones, situando al continente como claro protagonista de este gran cambio global. Por su propia dimensión y por su dinamismo, Asia es un continente de oportunidades, en el que cualquier país que pretenda tener algún protagonismo en las dinámicas globales contemporáneas debe estar presente. Pero también es un continente de retos. Los desastres naturales provocados por el cambio climático, el acceso al agua, los flujos migratorios, la lucha contra el crimen transnacional son algunos de los desafíos a los que la naciente arquitectura regional en Asia Pacífico debe responder. 

España sitúa su proyección en Asia Pacífico como una de sus grandes prioridades de política exterior en el siglo XXI. En los últimos quince años, se ha extendido nuestra presencia diplomática, consular y comercial en los países asiáticos y del Pacífico, con los que España aspira a crear un partenariado transformador en el siglo XXI, como ya están haciendo nuestros principales socios internacionales, y se ha reforzado nuestra presencia en los principales foros regionales. 

Libro conmemorativo de Año Dual España-Japón (Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación)

​Para una economía como la española una apuesta reforzada por nuestra proyección en Asia y el Pacífico podría generar importantes réditos económicos suplementarios, generando actividades para esos mercados que podrían crear numerosos puestos de trabajo.

Además, las amplias economías de escala que puede ofrecer Asia pueden resultar de gran utilidad a nuestras empresas para proyectar y llevar adelante su proceso actual de renovación hacia actividades de mayor componente tecnológico, de innovación y de diseño, mejorando en paralelo tanto la calidad de los empleos como su estabilidad.

Asimismo, existe un gran interés por nuestra cultura que se refuerza con las potencialidades económicas y comerciales del idioma en el área del Pacífico, donde es una de las principales lenguas. El Instituto Cervantes cuenta con cinco centros en Asia: Manila, Nueva Delhi, Pekín, Sidney y Tokio y cinco Aulas Cervantes: Hanoi, Kuala Lumpur, Seúl (dos) y Yakarta. En Filipinas, donde el español había quedado reducido prácticamente a un nivel testimonial, su Gobierno decidió volver a introducirlo en su sistema educativo, decisión que España apoya mediante un programa de cooperación técnico y educativo específico para ese país. En Singapur el español se incorporó como tercer idioma en el sistema educativo. En vistas a generar una imagen cada vez más precisa y actual en los principales centros de decisión económica y política de la región, en 2013-2014 se celebró el Año Dual España-Japón que conmemoró el IV centenario de relaciones entre España y Japón con motivo del envío de la Embajada Keicho, y se lanzó una ambiciosa Alianza para la Paz, el Crecimiento y la Innovación por un periodo de cinco años, hasta 2018.

También se están intensificando las relaciones con el Sudeste Asiático. En marzo de 2014 el Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación realizó una gira, acompañado por empresarios, que le llevó a Filipinas, Vietnam y Malasia.

Otra área donde España tiene una presencia creciente es el Pacífico. En 2014 España se convirtió en Socio de Diálogo Post-Foro del Foro de Islas del Pacífico y en breve destacará a una Encargada de Negocios en Fiji, país donde se encuentra la Secretaría del Foro.

En línea con este escenario y estas oportunidades, la proyección hacia Asia y el Pacífico concita un gran consenso entre las fuerzas políticas y debe consolidarse como un escenario ineludible y frecuente de nuestra acción política a través de visitas institucionales, celebraciones e intercambios técnicos que impulsen decididamente nuestra proyección en Asia-Pacífico. 

La proyección hacia Asia y el Pacífico no sólo es tarea del Gobierno, sino que es un empeño en el que debe involucrar toda la sociedad civil. En los últimos años, además de la actividad constante de nuestras empresas en la región, que ha aumentado notablemente nuestra presencia económica, se está desarrollando una creciente comunidad de expertos españoles en los campos cultural, económico, político y sociológico, que aportan un conocimiento fundamental a los esfuerzos de proyección hacia Asia. Su labor, junto la de instituciones de diplomacia pública como Casa Asia o las Fundaciones Consejo con Australia, China, Japón o la India, son fundamentales para ensanchar las bases de nuestro diálogo y proyección en Asia y el Pacífico. En este campo, hay que mencionar muy especialmente a nuestras Universidades, que están creando y desarrollando sus departamentos de estudios asiáticos, así como a nuestras escuelas de negocios, cada vez con mayor capacidad de proyección en estos países. Se trata de esfuerzos vitales para el éxito de España en Asia y el Pacífico que las Administraciones Públicas seguirán apoyando decididamente en los próximos años.

  • Europa Oriental y Asia Central

Al socaire de la política de la Vecindad Oriental de la UE, la política exterior española hacia Europa Oriental ha cobrado creciente protagonismo. A lo largo de 2014-2016 se han intensificado los viajes y visitas a nivel de Ministros de Asuntos Exteriores entre España y Rusia, Ucrania, Georgia, Azerbaiyán, Kazajastán y Uzbekistán, además de numerosos contactos y consultas a nivel de Viceministro. Este interés mutuo tiene su lógico reflejo en un progresivo aumento de las relaciones políticas, económicas o turísticas con la región, y una mayor presencia de nuestras empresas y sus productos en esos países. La revisión de la Política de Vecindad de la UE, por su parte, ha contribuido a una mayor individualización y diferenciación de las relaciones entre Occidente y cada uno de los países del Partenariado Oriental en función de sus intereses, aspiraciones y ritmos reformadores.

Respecto al conflicto en Ucrania, la Unión Europea y sus estados Miembros apuestan por una solución diplomática y negociada entre todas las partes implicadas: que tenga en cuenta el respeto a la soberanía, independencia e integridad territorial del país. España trabaja con sus socios europeos desde un enfoque de firmeza ante la violación del derecho internacional pero también de diálogo inclusivo que persiga soluciones duraderas.

Las relaciones con Rusia merecen una  especial atención por razones históricas y de peso. Rusia es, además, un socio clave para avanzar en la búsqueda de soluciones para los retos y crisis que tienen planteada la sociedad internacional. Nuestras relaciones bilaterales se asientan en una tupida red de acuerdos, convenios e instrumentos de consultas políticas y económicas como corresponde a dos países con larga tradición diplomática. Todos los contactos oficiales asientan un muy buen entendimiento entre las sociedades respectivas. No obstante, la política de sanciones de la UE a Rusia por su responsabilidad en la desestabilización en el este de Ucrania se ha traducido en una sensible reducción de los intercambios comerciales y del flujo de turistas, agravado por el deterioro de la situación económica en Rusia y la región. 

Asia Central, por su parte, también es objeto de renovada atención. A su estratégica ubicación entre Rusia, China, Irán e India, debe añadirse la importancia de estos países en temas energéticos o de seguridad. España cuenta con una Embajada en Astaná y ha potenciado los viajes y visitas en la zona a lo largo de este periodo.

  • Gibraltar

A lo largo de los años 2015 y 2016 ha proseguido la defensa de los intereses y posiciones de España en el contencioso de Gibraltar en diversos ámbitos: en el ámbito bilateral con el Reino Unido para lo que se refiere tanto a las cuestiones de soberanía como a la cooperación regional y en el ámbito multilateral, especialmente en el marco de Naciones Unidas y de la UE. En lo que respecta a este último, es importante señalar que tras el referéndum del 23 de junio de 2016 la futura salida del Reino Unido de la Unión Europea conllevará también la salida del Peñón. A este respecto el Ministro de Asuntos Exteriores Jose Manuel García- Margallo ha lanzado una propuesta de cosoberanía Hispano-Británica sobre el Peñón que permitiría la aplicación del derecho comunitario en Gibraltar.

Desde el comienzo de la presente legislatura, el Gobierno ha instado al Reino Unido a retomar la negociación bilateral sobre cuestiones de soberanía para poner fin a la situación colonial de Gibraltar, en cumplimiento de la doctrina establecida en las distintas resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas y del compromiso que el propio Reino Unido asumió con España en 1984 y que se hace explícito en la Declaración de Bruselas de dicho año. La decisión de consenso sobre Gibraltar aprobada en diciembre de 2015 por la Asamblea General (consensuada previamente entre España y el Reino Unido) repite casi en su integridad el texto de las anteriores aprobadas en diciembre de 2013 y 2014, las cuales supusieron mejoras sustanciales respecto a Resoluciones de años precedentes: se matiza la referencia a las "aspiraciones" de Gibraltar al añadirse "que sean legítimas conforme al Derecho Internacional"; y se toma nota de que la "posición española es que el Foro Tripartito ya no existe". En el momento de redacción de este informe se está trabajando en una nueva propuesta.

En materia de cooperación regional, el Gobierno sigue trabajando con el Reino Unido con vistas a la puesta en marcha de un nuevo mecanismo, que sustituya al Foro Tripartito, de grupos "ad-hoc" de composición flexible para tratar cuestiones de interés mutuo (medioambiente, pesca, lucha contra tráficos ilícitos, etc…), en los que, además de España y el Reino Unido, participen las autoridades locales de Gibraltar y las autoridades locales y regionales españolas competentes en cada caso, así como la Comisión Europea, en su condición de "guardiana" del estricto cumplimiento de la normativa comunitaria.

España está dando pleno cumplimiento a las sugerencias de la Comisión Europea en materia de gestión de los flujos por la Verja, contenidas en el informe resultante de la misión de dicha Institución que se desplazó a la Verja en septiembre de 2013. Dicho informe -publicado en noviembre de 2013- es muy positivo para España, ya que subraya con toda rotundidad que los controles españoles en la Verja no suponen una infracción de la normativa comunitaria, reconoce el problema que supone el incremento del contrabando de tabaco y pide al Reino Unido mejoras en la lucha contra los tráficos ilícitos. España también ha dado pleno cumplimiento a las recomendaciones adicionales de la Comisión resultantes de la nueva misión de la Comisión que en julio de 2014 se desplazó a la Verja (para verificar el cumplimiento de las sugerencias del informe de noviembre de 2013), exigiendo al mismo tiempo que el Reino Unido cumpla también con las recomendaciones que le ha dirigido a su vez la Comisión, especialmente en lo que se refiere a la lucha contra todo tipo de tráficos ilícitos y en particular el contrabando de tabaco.

Además, tras realizar una inspección sobre el terreno, en julio de 2014 la Oficina Europea Anti-Fraude de la UE (OLAF) envió a las autoridades españolas y británicas un informe afirmando que - tal como sostiene España - hay motivos para creer se han cometido en Gibraltar delitos de contrabando de tabaco y blanqueo de capitales, afectando a los intereses financieros o de otra índole de la Unión Europea. Este informe ha sido trasladado a la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que está investigando la posible comisión de estos delitos.

Por otra parte, la Comisión Europea se ha comprometido a estudiar también, por los cauces correspondientes, otras denuncias españolas en el ámbito fiscal y medioambiental.

La Comisión continúa el procedimiento formal de investigación del régimen fiscal gibraltareño abierto el año 2013 (respondiendo a la denuncia presentada por España en junio de 2012), al existir fundadas sospechas de que puede constituir un régimen encubierto de ayudas de Estado. El 1 de octubre de 2014, la Comisión anunció que iba a ampliar esta investigación a las decisiones fiscales adoptadas sobre ciertas empresas conocidas como "tax rulings",  al sospechar que pueden incluir ayudas públicas ilegales a empresas que no generan sus ingresos en Gibraltar.

España ha respondido con firmeza a los actos unilaterales de las autoridades locales gibraltareñas en las aguas adyacentes al Peñón, como el "bunkering" (rellenos ilegales y lanzamientos de bloques de hormigón). Considera estas actuaciones contrarias no sólo a la normativa española sino también a la de la UE y no escatima ​esfuerzos para que se cumpla la legalidad española y europea en las aguas adyacentes a Gibraltar, que son españolas.

Por otra parte, el Gobierno ha dejado claro que la Guardia Civil del Mar está dispuesta a seguir prestando apoyo a los pescadores españoles cuando sea necesario para que puedan faenar libremente en aguas españolas como lo han venido haciendo tradicionalmente. Asimismo, se ha renovado el Plan de Ayudas al sector pesquero.

España en las orga​nizaciones internacionales

España y las Naciones Unidas

El compromiso con el multilateralismo y con las Naciones Unidas es un eje fundamental de la política exterior de España. Nuestra sólida vocación multilateral se basa en la convicción de que los desafíos globales a los que se enfrenta la comunidad internacional, como el mantenimiento de la paz y la seguridad, la lucha contra la pobreza y el fomento del desarrollo sostenible, la promoción, el respeto y la protección de los derechos humanos, o la lucha contra el cambio climático, solamente pueden ser abordados de manera eficaz en el marco del multilateralismo y las Naciones Unidas.

La apuesta de España por el multilateralismo,  en cuyo núcleo se halla el sistema de Naciones  Unidas, se refleja en una presencia cada vez  mayor de nuestro país tanto en sus órganos principales como en las agencias, fondos y programas de la Organización, así como en un aumento progresivo del número de funcionarios españoles que trabajan en la misma. Nuestro país es el undécimo contribuyente del presupuesto ordinario de la Organización de Naciones Unidas.

España defiende un sistema de Naciones Unidas fuerte y eficaz, en sus tres pilares, íntimamente ligados entre sí (paz y seguridad, desarrollo y derechos humanos). Asimismo, nuestro país está comprometido con el proceso de reforma de Naciones Unidas, dirigido a lograr una organización más eficaz en la consecución de sus objetivos y más eficiente en la utilización de sus recursos.

Logotipo de España (Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación)El 16 de octubre de 2014 España resultó elegida por la Asamblea General de Naciones Unidas para formar parte del Consejo de Seguridad, como miembro no permanente, durante el bienio 2015-2016.  Se trata de la quinta vez que España asume dicha responsabilidad desde que en 1955 ingresara en la ONU. Anteriormente lo había hecho en 1969-1970, 1981-1982, 1993-1994 y 2003-2004. Asimismo, dentro del Consejo de Seguridad,  nuestro país fue designado para ejercer las presidencias del Comité 1540 de no proliferación de armas de destrucción masiva y de los Comités 1718 y 1737 sobre sanciones a Corea del Norte e Irán, respectivamente. Con la adopción de la Resolución 2231 sobre Irán y el fin del régimen de sanciones en enero de 2016, España pasó a desempeñar el papel de facilitadora de dicha Resolución, manteniendo la presidencia en los Comités 1540 y 1718.

En consonancia con las líneas prioritarias de actuación, durante su presencia en el Consejo de Seguridad España ha llevado a cabo en estos últimos dos años una serie de iniciativas de calado en el ámbito de las Naciones Unidas. Hemos dedicado esfuerzos a reforzar la diplomacia preventiva y la Responsabilidad de Proteger (R2P), celebrando en junio de 2015 la 5º Reunión de Puntos Focales sobre R2P en Madrid y llevando la cuestión al Consejo de Seguridad en diciembre de 2015 junto con Chile. Hemos contribuido de forma importante a la agenda de "Mujeres, paz y seguridad" impulsando la Resolución 2242, adoptada bajo nuestra presidencia del Consejo en octubre de 2015, y hemos defendido un mayor énfasis sobre la protección de civiles en conflicto. En este sentido, España ha ejercido con responsabilidad su cometido como redactor del dossier de Afganistán y como co-redactor, junto con Egipto y Nueva Zelanda, del dossier Siria-humanitario en el Consejo. Precisamente en el ámbito humanitario, lideramos la adopción, en mayo de 2016, de la Resolución 2286, sobre asistencia sanitaria en conflictos armados.

La lucha contra el terrorismo ha sido otra de nuestras prioridades, en octubre de 2015 llevamos junto con Estados Unidos la voz de las víctimas del terrorismo al Consejo de Seguridad por primera vez. Poco antes, en julio de 2015, España organizó en Madrid una reunión especial del Comité contra el Terrorismo de Naciones Unidas, seguida de una reunión de alto nivel en la que participó el Presidente del Gobierno.

Por último, además de la atención que hemos prestado a nuevas amenazas como el cambio climático o la ciberseguridad, la no proliferación ha sido otra de nuestras prioridades. Ello obedece a la responsabilidad encomendada en enero de 2015 a España con la presidencia de tres Comités del Consejo de Seguridad vinculados a esta cuestión, pero también al interés de nuestro país en impulsar la revisión global de la Resolución 1540, sobre no proliferación, que data de 2004. Junto con las principales líneas de actuación en el Consejo y como complemento de aquellas,​ España se ha fijado unas prioridades para el 71º periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, alineadas con las de la UE.

Además, España mantiene un firme compromiso con un sistema multilateral de Derechos Humanos fuerte y eficaz, y con la promoción y protección de la naturaleza universal, indivisible, interrelacionada, interdependiente y mutuamente fortalecedora de todos los Derechos Humanos. Tras su anuncio en junio de 2013, España ha lanzado definitivamente en 2015 la campaña de respaldo a su candidatura al Consejo de Derechos Humanos para el periodo 2018-2020, órgano del que fue miembro por primera vez entre 2010 y 2013.

España también promueve la cooperación para el desarrollo como herramienta de prevención de la violencia y los conflictos y el desarrollo inclusivo como elemento clave de la paz y la seguridad, sobre la base del reconocimiento de la relación mutuamente fortalecedora entre seguridad y desarrollo, tal y como aparece reflejado en el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 16. Nuestro país ha participado activa y constructivamente en la conformación de la Agenda de Desarrollo post 2015 (ODS), sobre la base de una reflexión profunda en torno a las lecciones aprendidas de los ODM y los retos aún pendientes. España presta especial atención a las iniciativas en materia de agricultura sostenible, seguridad alimentaria y nutricional y energía. España cuenta con una importante experiencia acumulada también en el sector del agua y saneamiento, a través sobre todo del Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS), creado en 2007 y al que nuestro país ha contribuido con 790 millones de euros. 

En el marco del debate actual sobre el proceso de reforma del Consejo de Seguridad, España, desde el Grupo Unidos por el Consenso, aboga por lograr un acuerdo respaldado por una amplia mayoría de Estados que alumbre un Consejo más representativo, equilibrado y accesible, aumentando el número de puestos no permanentes, con una distribución geográfica equitativa (reflejo de la situación actual de la comunidad internacional) y permitiendo mandatos de larga duración con posibilidad de reelección. Asimismo, defendemos que la reforma preste especial atención a la transparencia y rendición de cuentas del Consejo a través de la revisión de sus métodos de trabajo, incluidos mecanismos para asegurar que las opiniones de los Estados afectados sean escuchadas y sus intereses sean tenidos en cuenta en el trabajo del Consejo y sus órganos subsidiarios, así como una colaboración más fluida e intensa entre el Consejo y otros órganos, incluida la Asamblea General y la Comisión de Consolidación de la Paz. Durante nuestro mandato en el Consejo hemos abogado precisamente por aumentar la transparencia y eficacia del mismo a través de la introducción de la "fórmula Toledo", basada en intervenciones conjuntas con un carácter más inclusivo, tal y como ponen de manifiesto los "briefing Toledo", sesiones informativas mensuales sobre la actividad del Consejo abiertas a toda la membresía de las Naciones Unidas.

Nuestro país contribuye a reforzar las capacidades  de las Naciones Unidas en el ámbito del mantenimiento  y consolidación de la paz, estableciendo un  nivel adecuado de participación en las misiones de  paz autorizadas y bajo mandato del Consejo de Seguridad,  aportando efectivos militares y de los cuerpos  y fuerzas de seguridad del Estado, y poniendo  a disposición de la Organización las infraestructuras  que le sean necesarias para mejorar sus capacidades  logísticas, como la Base de apoyo de Naciones Unidas en Quart de Poblet. Actualmente, España es el décimo  contribuyente al presupuesto de las Operaciones de Mantenimiento de la Paz (OMP) y participa en las operaciones de MINUSTAH (Haití)  y  FINUL (Líbano), en esta última con 589 efectivos. Nuestro país ha participado además de forma activa en la revisión de las Operaciones de Paz de Naciones Unidas puesta en marcha por el Secretario General, cuyo objetivo es adaptar estas misiones a los desafíos actuales y continuará impulsando su implementación.

Por otro lado, España está contribuyendo a la Misión Política Especial de Naciones Unidas para verificar el alto el fuego y la dejación de armas en Colombia, establecida con base en la Resolución 2261, a la que aportamos 22 efectivos de las Fuerzas Armadas y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.​

España también viene defendiendo e impulsando activamente diversas cuestiones transversales en el marco de Naciones Unidas, entre las que cabe destacar el uso de la mediación como instrumento eficaz para la prevención y resolución de conflictos y la consolidación de la paz. Nuestro país forma parte del Grupo de Amigos de la Mediación, dentro del cual ha lanzado, junto con Marruecos, la Iniciativa para la Mediación en el Mediterráneo. Asimismo, cabe destacar el impulso de España a la diplomacia del agua como instrumento de solución de controversias y prevención de conflictos ligados al agua, a través de mecanismos de diálogo y colaboración dirigidos a una gestión común de los recursos hídricos por los actores implicados. Con el telón de fondo de la importancia que nuestro país atribuye al agua como factor de paz y seguridad, España está impulsando, junto con Argelia, una Estrategia del Agua en el Mediterráneo Occidental. Nuestro país viene defendiendo también la plena realización de los derechos humanos al agua potable y al saneamiento, una vez obtenido su reconocimiento internacional, bajo el impulso de España y Alemania, como componentes esenciales del derecho a un nivel de vida adecuado.

Participación de España en organismos internacionales dependientes de la ONU

España mantiene una estrecha relación con los organismos especializados de Naciones Unidas, participa en ellos activamente y colabora de cara a la consecución de sus objetivos. Dicha cooperación ha llegado tan lejos que algunos de estos organismos han abierto una oficina de enlace en España. Cabe destacar la especial vinculación que tiene España con la Organización Mundial del Turismo (OMT), que desde 1975 tiene su sede en España.

Las oficinas de enlace más antiguas son las de la Organización Internacional del Trabajo -OIT- (1985) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados -ACNUR- (1988); en los últimos años se ha incrementado el número de Agencias, Fondos y Programas de Naciones Unidas que han abierto oficinas en nuestro país. En particular, cabe destacar: el Programa Mundial de Alimentos (PMA), con un nuevo centro logístico en el puerto de las Palmas de Gran Canaria, (2011); la Organización para la Agricultura y la Alimentación -FAO- (2013); el Instituto de la Universidad de Naciones Unidas sobre Globalización, Cultura y Movilidad (2010); y el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos​ -ONU-Hábitat- (2011). Todos ellos presentes en España con oficinas en Barcelona y Madrid. También se ubicó en España la Oficina de Naciones Unidas para Apoyo al decenio del Agua (2006-2015).

Por último, en relación con la promoción de la  presencia de españoles en organismos internacionales, en 2014 hay que destacar el trabajo conjunto realizado con el Departamento de Recursos Humanos de la Secretaría de Naciones Unidas para incrementar el número de españoles en el sistema de Naciones Unidas. Esta colaboración dio lugar a la organización conjunta de misiones de reclutamiento destinadas a informar a los ciudadanos españoles de las oportunidades de empleo en Naciones Unidas.  El incremento de españoles en niveles directivos y profesionales ha sido importante. Además 30 jóvenes españoles menores de 32 años han iniciado su carrera como funcionarios internacionales en Naciones Unidas en los 3 últimos años, debido a los excelentes resultados de los jóvenes profesionales españoles en el examen YPP (Young Professional Programme).

Sede la Organización de las Naciones Unidas (ONU Joao Araujo Pinto)Cabe mencionar por otra parte el trabajo realizado por el Área de Reclutamiento del Departamento de Cooperación Multilateral de la AECID, responsable actualmente de la gestión de cuatro programas de selección de personal para los Organismos Internacionales: Programa de Jóvenes Profesionales en Naciones Unidas (JPO), Programa de Jóvenes Profesionales en Delegaciones de la Unión Europea (JPD), Programa de Voluntarios de Naciones Unidas (UNV) y el Programa de Jóvenes Voluntarios de Naciones Unidas (JUNV).

En relación con el Desarme y la No Proliferación, España ha impulsado y ratificado los principales tratados internacionales suscritos en los últimos años en este ámbito. El 24 de diciembre de 2015 entró en vigor el Tratado de Comercio de Armas Convencionales, en el que España ha jugado un papel muy activo para su adopción. La entrada en vigor de dicho Tratado supone un paso fundamental en la lucha contra el tráfico ilícito de armas convencionales, en favor de los intereses de la seguridad nacional y la prevención de actuaciones ilícitas, incluida la violación de derechos humanos.

En relación con la lucha contra el tráfico ilícito de estupefacientes, así como contra el blanqueo de capitales procedente del mismo, cabe destacar las iniciativas en las que España ha jugado un papel relevante en los últimos años. La ejecución del "Programa de Cooperación entre América Latina y la UE en materia de drogas" (COPOLAD), financiado por la Comisión Europea, está liderada por la FIIAPP  (Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas) y la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional ​sobre Drogas. Ya en 2013, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, junto a su homóloga del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad firmaron un memorando de entendimiento con el Director Ejecutivo de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Yury Fedotov, para establecer un marco que facilite la coordinación y la cooperación entre España y dicha oficina. A través de este memorando, España se presta a ofrecer asistencia técnica a los proyectos que desarrolla la ONUDD en materia de prevención de los problemas sociales y sanitarios generados por las drogas, de combate a la corrupción, de prevención del terrorismo internacional y de lucha contra el tráfico ilícito de drogas y contra las diversas manifestaciones de la delincuencia organizada transnacional.

El 21 de enero de 2015 España se sometió al segundo ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) en Naciones Unidas. Ésta ha constituido la cita de mayor calado de España en los últimos años en el ámbito de la promoción y protección multilateral de los derechos humanos. Asimismo, respondiendo a su invitación abierta y permanente a todos los procedimientos especiales de Naciones Unidas emitida ya en 1991, España ha recibido últimamente las visitas de dos de ellos: el Relator sobre el derecho a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición y el Grupo de Trabajo sobre discriminación de la mujer en la ley y en la práctica, ambos en 2014.

En el ámbito estricto de la política exterior de derechos humanos, España presentó en la  70ª Asamblea General de Naciones Unidas junto con Alemania una nueva resolución sobre los derechos humanos al agua potable y al saneamiento y ha seguido prestando apoyo al mandato del Relator Especial de Naciones Unidas para el Derecho Humano al Agua y al Saneamiento, cargo que en la actualidad ocupa el brasileño Leo Heller. 

La no discriminación por razón de género continúa siendo una importante prioridad de la política exterior española. Así, en el último año, España ha mantenido sus esfuerzos en la erradicación de la violencia contra las mujeres. Por otro lado, se ha mantenido la iniciativa conjunta hispano-holandesa que lleva a cabo dos cursos anuales sobre la incorporación de la perspectiva de género a las operaciones de mantenimiento de la paz, manifestación de la aplicación de la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (RCSNU) sobre Mujeres, Paz y Seguridad (MPS). Coincidiendo con el 15º aniversario de la Resolución, la presidencia española del Consejo de Seguridad organizó en octubre de 2015 un debate abierto de alto nivel en el que se adoptó por unanimidad la Resolución 2242, que toma el testigo de la resolución 1325. Desde entonces, varias iniciativas han sido puestas en marcha entre las que cabe destacar el Grupo Informal de Expertos de MPS co-presidido este año 2016 por España y Reino Unido y el lanzamiento de la red de puntos focales nacionales sobre MPS, que ha de servir de plataforma de intercambio de buenas prácticas y asunción de mayores compromisos por parte de los Estados miembros, tanto en el ámbito interno como a través de la cooperación con terceros países, asociando también a las organizaciones regionales.   

Otra prioridad en materia de derechos humanos es la no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género. En junio de 2016, el Consejo de Derechos Humanos estableció el mandato de un Experto Independiente sobre la protección contra la violencia y la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género. España copatrocinó la Resolución que estableció dicho mandato. En julio, España se adhirió a la Coalición por la Igualdad de Derechos surgida de la Conferencia mundial sobre DDHH de personas LGBTI celebrada en Montevideo.

En materia de promoción y protección de los derechos de las personas con discapacidad, aprovechando el impulso logrado tras la Reunión de Alto Nivel sobre Desarrollo y Discapacidad celebrada en septiembre de 2013 en Nueva York, durante 2014 se siguió actuando a favor de la promoción internacional de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en diferentes foros como instrumento de referencia en todas las políticas de apoyo a la discapacidad, que proclama como principios rectores la autonomía individual y dignidad de estas personas. Asimismo, se ha trabajado  a favor de la inclusión de este colectivo en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

La lucha contra la pena de muerte continúa siendo una prioridad. España contribuyó junto al resto de la Unión Europea y demás países favorables a la abolición a que la comunidad internacional siga avanzando hacia la moratoria universal como paso previo a la abolición. En diciembre de 2014 la resolución sobre moratoria en el uso de la pena de muerte  se aprobó en la Tercera Comisión de la Asamblea General de Naciones Unidas con más apoyos que en 2012, lo que es buena muestra de la tendencia creciente del abolicionismo. En septiembre de 2016 la 71ª Asamblea General adoptará de nuevo esta resolución bienal, en cuya negociación España está fuertemente implicado. En 2013 Madrid acogió el V Congreso Mundial contra la Pena de Muerte y en 2016 España ha contribuido activamente en la organización de una nueva edición de este Congreso Mundial, celebrado en el mes de junio en Oslo. Asimismo, ha seguido prestando un firme apoyo a la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte, que en 2016 ha trasladado su sede a Madrid. 

España ha venido prestando su apoyo a las iniciativas relacionadas con la adopción de los llamados "Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos", que el Consejo de Derechos Humanos hizo suyos mediante una resolución adoptada por consenso en junio de 2011. En particular, en colaboración con sus socios de la UE, España  apoya las actividades del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos, entre las que destaca el Foro Anual sobre Empresas y Derechos Humanos que reúne a representantes de los Gobiernos, de las empresas y de la sociedad civil.

Finalmente, el firme compromiso de España con la promoción de la democracia y los derechos humanos se ha visto reflejado una vez más en un renovado esfuerzo por garantizar una destacable participación española en las misiones de observación electoral de la UE, OSCE y OEA. En 2015 participaron en diferentes misiones un total de 118 observadores y expertos electorales españoles, frente a 110 en 2014.

Por último España es un país líder en foros internacionales en temas de diálogo intercultural e interreligioso. Es copatrocinador de la Alianza de Civilizaciones de Naciones Unidas y cofundador del Centro Internacional Rey Abdullah Bin Abdulaziz para el Diálogo Intercultural, pues se considera prioritario mejorar la comprensión y las relaciones de cooperación entre los Estados y pueblos de todas las culturas y religiones, actuando a favor de una cultura de paz y una diplomacia de los valores.

Otras organizaciones internacionales: OSCE y Consejo de Europa

La Organización para la Seguridad ​y la Cooperación en Europa (OSCE) es una organización de seguridad  paneuropea, cuenta con 57 Estados participantes cuyos territorios se extienden por todo el área geográfica que va desde Vancouver a Vladivostok. Es un instrumento  primario de alerta temprana, prevención de conflictos,  gestión de crisis y rehabilitación posconflicto. La OSCE y sus instituciones articulan  sus actividades sobre tres ejes o dimensiones: la  dimensión político-militar, la dimensión económica-medioambiental y la dimensión humana.  

El Consejo ​de Europa​, la organización política más  antigua de Europa, creada en 1949, tiene como objetivos  fundamentales la defensa de los derechos  humanos, el fomento de la democracia parlamentaria  y la preeminencia del Estado de Derecho. En la  actualidad, el Consejo de Europa, que tiene su sede  en Estrasburgo (Francia), engloba a 47 países europeos,  gozando del estatuto de observador otros cinco  Estados: la Santa Sede, Estados Unidos, Canadá,  Japón y México. España es en la actualidad el sexto  contribuyente de la Organización y uno de sus miembros más  activos.  

El Consejo de Europa es el guardián de la seguridad  democrática en Europa, la cual se asienta en  los derechos humanos, la democracia y el Estado  de Derecho.

Por último España también es miembro de la OT​AN, analizándose su participación en el capítulo dedicado a la política de defensa.

 Los nuevos instrumentos de la política exterior

Ley de Acción Exterior

La aplicación de la Ley 2/2014, de 25 de marzo, de la Acción y del Servicio Exterior del Estado (LASE),  aprobada con el objetivo de llenar un vacío normativo que se arrastraba desde la transición a la democracia y de superar los problemas que se habían diagnosticado en el diseño y ejecución de la política exterior española, está dotando  a la política exterior de mayor coherencia, de forma que exista una mayor coordinación tanto​ con la UE y su nuevo Servicio Europeo de Acción Exterior, como con las Comunidades Autónomas. 

En el ámbito de la coordinación supranacional y autonómica se están introduciendo importantes novedades de cara a reforzar la presencia de España en áreas en las que tradicionalmente ha tenido poca presencia. Para ello se están diseñando nuevas fórmulas destinadas a compartir Representaciones con países Iberoamericanos así como con países miembros de la UE.

Están también en proceso de desarrollo diferentes instrumentos de planificación y una mayor involucración de diferentes actores tanto a nivel ministerial como en el ámbito de la sociedad civil.

Asimismo, desde la entrada en vigor de la LASE se han aprobado la Ley 25/2014, de 27 de noviembre, de Tratados y otros Acuerdos Internacionales, y la Ley Orgánica 16/2015, de 27 de octubre, sobre privilegios e inmunidades de los Estados extranjeros, las Organizaciones Internacionales con sede u oficina en España y las Conferencias y Reuniones internacionales celebradas en España, dos textos normativos fundamentales que conforman un marco legal moderno, completo y coherente adaptado a las relaciones internacionales del siglo XXI.

Estrategia de Acción Exterior

La Estrategia de Acción Exterior (EAE) es otro de los pilares instrumentales de la política exterior que comenzó su andadura en 2014. Prevista en la Ley de Acción y del Servicio Exterior del Estado (artículo 35.4), su aparición constituye un logro histórico, ya que es la primera vez que España tiene una Estrategia, recogida en un documento público, que exprese las prioridades, objetivos, instrumentos y medios de la Acción Exterior.  La elaboración de la EAE, impulsada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, ha implicado a los principales actores y operadores jurídicos del Estado (Órganos Constitucionales, Comunidades y Ciudades Autónomas, Entidades Locales, Consejo de Ministro y Cortes Generales). La EAE, por tanto, es fruto del más amplio consenso, y tiene una marcada vocación de permanencia y estabilidad.

Hasta ahora, los objetivos de la política exterior española se habían definido en términos geográficos (los tradicionales: Europa, Iberoamérica y el Mediterráneo). La EAE apuesta por la definición de prioridades globales, en línea con los cambios que está experimentando la comunidad internacional: 

  1. Ejecutar una acción exterior más coherente, eficaz y transparente.
  2. Promover y proyectar nuestros valores e intereses.
  3. Situar al ciudadano en el centro de la política exterior.
  4. Proyectar globalmente a España como país avanzado.

Estas cuatro prioridades se desarrollan a través de los once objetivos recogidos en la Ley de Acción y de Servicio Exterior (art. 2.2):

  1. El mantenimiento y promoción de la paz y la seguridad internacionales.
  2. El fomento de instituciones multilaterales fuertes y legítimas.
  3. La promoción y consolidación de sistemas políticos basados en el Estado de Derecho y en el respeto a los derechos fundamentales y las libertades públicas.
  4. La lucha contra la pobreza, la solidaridad con los países en vías de desarrollo y el desarrollo económico y social de todos los Estados.
  5. La defensa del medio ambiente y la protección de la biodiversidad, la lucha contra el cambio climático y la preocupación por la seguridad alimentaria.
  6. La eliminación de las armas de destrucción masiva y armas químicas y la asunción de un compromiso activo por un progresivo desarme a nivel mundial
  7. La construcción de una Europa más integrada y más legítima ante sus ciudadanos, que se constituye como un actor global de referencia.
  8. El fortalecimiento de la Comunidad Iberoamericana de Naciones.
  9. La seguridad y bienestar de España y sus ciudadanos.
  10. La asistencia y protección a sus ciudadanos, así como la protección de los intereses económicos de España en el exterior.
  11. La promoción de los intereses económicos de España en el exterior.

Asimismo, la EAE contempla el desarrollo del conjunto de acciones recogidas en la Ley que reflejan la actividad de los diferentes departamentos ministeriales en el exterior: Acción Exterior en materia de defensa, en materia de derechos humanos, en materia tributaria, en materia de justicia, etc.

La EAE, poniendo en valor los nuevos instrumentos de la acción exterior de España (Marca España, diplomacia pública, diplomacia digital y diplomacia parlamentaria), apuesta por un nuevo sistema de política exterior. Dentro de este nuevo sistema, contempla un proceso de toma de decisiones con mayor planificación estratégica, que otorga más visibilidad y subraya la figura del Presidente del Gobierno (exigencia de la globalización e interdependencia actuales) e introduce mejoras en la evaluación de la eficacia y el control democrático de la acción exterior.

Por último, en la EAE se apunta la necesidad de un nuevo despliegue de los medios humanos y materiales al servicio de la acción exterior que tenga en cuenta los cambios en la distribución geográfica del poder y la influencia en la comunidad internacional. 

Estrategia Marca España

Marca Es​​paña es una estrategia de gestión consciente de la imagen y reputación país que se fundamenta en tres premisas: España debe gestionar su propia imagen evitando dejarla en manos de terceros; existe siempre una brecha entre la percepción de un determinado país y su realidad, que en el caso de España es particularmente grave pero que puede ser objeto de corrección; el conjunto es mayor que la suma de las partes, en el sentido de que la actuación coordinada genera sinergias y aporta beneficios a todos. Marca España es una política de Estado cuya eficacia reside en el largo plazo.

En un mundo cada vez más global, la imagen y reputación de un país son activos que aseguran a nivel internacional un mejor posicionamiento político, económico, cultural, social, científico o tecnológico. Una mejora de la imagen de nuestro país, tanto en el exterior como en el interior, contribuye al aumento de las exportaciones, a la captación de inversión extranjera, a la internacionalización de las empresas, a la atracción de talento y al incremento del turismo.    

Marca España es un proyecto de Estado inclusivo e integrador, con vocación de permanencia en el largo plazo. El Objetivo Marca España 2020 es afianzar una imagen de España ajustada a la realidad y alejada de los habituales estereotipos, como potencia económica y política entre los primeros países del mundo, una visión de país tradicional y moderno al mismo tiempo, sólido y solidario, rico y diverso, flexible y abierto al cambio.

Para dirigir la estrategia de Marca España se creó la figura del Alto Co​misionado del Gobierno para la Marca España, cargo que desempeña Carlos Espinosa de los Monteros tras ser nombrado por el presidente del Gobierno y haber tomado posesión el 12 de julio de 2012.  

El Alto Comisionado actúa apoyado por el Consejo de Marca España, que reúne a representantes de los principales actores del proyecto y que debate y analiza sus líneas de actuación. Asimismo, cuenta con el apoyo de una Oficina para el desempeño de las funciones encomendadas por el Real Decreto. Las principales líneas de actuación que dirigen el trabajo de dicha oficina son: 

  • El seguimiento de la imagen de España, consistente en potenciar y desarrollar herramientas de análisis e información periódicas para medir la percepción sobre España y construir un sistema de indicadores objetivos que permitan su seguimiento. 
  • La coordinación, impulso y ejecución de iniciativas y actividades que sirvan para promover la imagen de España tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. 
  • El desarrollo de una estrategia de comunicación  que suponga pasar de la información a la comunicación, del lenguaje analógico al digital y que sea capaz de incorporar la emoción a la información, aprovechando paralelamente las innovaciones tecnológicas disponibles para una mejor puesta en valor de las fortalezas de España, especialmente las menos conocidas.

Marca España busca potenciar, mediante la coordinación y orientación, las acciones de todas las administraciones, incluidas CCAA, los departamentos y organismos públicos que desarrollan una vertiente exterior que repercuten en la imagen de España. A este esfuerzo, se suma igualmente el sector privado y la sociedad civil, mediante acuerdos y relaciones de partenariado de distinta índole con empresas, entidades, asociaciones, fundaciones, personas físicas o jurídicas que contribuyen al esfuerzo de Marca España.

Para el seguimiento de la imagen, Marca España cuenta con el Real Instituto Elcano, que ha creado el Observatorio de la Marca España, con una serie de indicadores que permiten hacer un mejor seguimiento de la imagen de España en el mundo de forma discriminada y según su evolución en el tiempo.

El Plan de la Marca España 2015, el tercero de su serie (el primero se hizo en 2013) fue aprobado por el Consejo de la Marca España en noviembre de 2014 y fue posteriormente aprobado por el Consejo de Ministros.

Entre las principales novedades del Plan destaca la creación del Mapa de Actividades, un instrumento para mejorar la coordinación entre los diferentes organismos, públicos y privados, que colaboran con Marca España. Esta herramienta tiene el objetivo generar sinergias y garantizar la coherencia de los mensajes que se emiten para promocionar la imagen y los valores de nuestro país.

Este plan de Marca España 2015 pretende asegurar una mayor y más eficaz coordinación con la Red Exterior de Embajadas, Consulados y Oficinas Sectoriales, al objeto de facilitar el cumplimiento de la acciones previstas, muy especialmente, en los Planes Específicos País. Se continuará profundizando en asegurar la mayor coordinación, tanto conceptual como operativa. La adopción de un Mapa de Actividades Marca España y su consecuente reflejo en los Planes Específicos País será un avance evidente para reforzar la coordinación de las actuaciones o iniciativas entre responsables en España y la red exterior española, así como una mayor garantía de excelencia y una mayor eficiencia, a efectos de imagen-país, de estas iniciativas. 

​​El Plan Anual 2016, actualmente en curso de aprobación, realiza un primer balance crítico de los cuatro años de funcionamiento de Marca España. Los resultados son globalmente positivos. En cuanto a la estrategia se refiere, se observa que tanto la sociedad como las empresas perciben Marca España como un instrumento útil y lo valoran positivamente; en cuanto a la imagen de España, en los últimos dos años se ha producido tanto una mejora de la reputación externa de España como un moderado aumento de la autoestima de los propios españoles.

De cara al futuro, se plantean dos grandes desafíos: afianzar Marca España como política de Estado, garantizando una eficaz coordinación de los actores implicados y mejorar la imagen que los propios españoles tienen de su país. Entre las medidas que plantea el Plan de Acción 2016 para afrontar estos retos, se puede destacar:

  • Potenciar los instrumentos de análisis y seguimiento de la imagen, convirtiéndolos en un mecanismo de alerta temprana así como en un instrumento para la identificación de ámbitos en los que existe oportunidad de mejora de la realidad.
  • Reforzar la coordinación, fortalecer el compromiso de todas las administraciones y normalizar el uso del emblema de Marca España en las acciones exteriores para asegurar la coherencia de mensaje.
  • Impulsar la presencia mediática de Marca España con una sola voz en el ámbito internacional y desarrollar la comunicación digital y la producción audiovisual para llegar a todos los públicos.

Cooperación española

El tercer instrumento de la política exterior es la Ayuda Oficial al Desarrollo, gestionada por los organismos de la Cooperación Española, que tiene como finalidad última la contribución al desarrollo humano, la erradicación de la pobreza y el pleno ejercicio de los derechos.

En el marco de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica se sitúan la Secretaría General de Cooperación Internacional para el Desarrollo (SGCID), que la asiste en sus funciones de cooperación internacional, y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), que es el órgano encargado del fomento, la gestión y la ejecución de las políticas públicas de cooperación internacional para el desarrollo.

En 2013 comenzó la vigencia del IV Plan Director de la Cooperación Española, que se extiende hasta 2016. El Plan Director es el elemento básico de la planificación de la política española de cooperación internacional para el desarrollo, marcando sus líneas generales, objetivos y prioridades, así como los recursos presupuestarios indicativos que orientan la actuación de la Cooperación Española durante ese periodo de cuatro años.

La Cooperación Española ha participado activamente durante los últimos tres años en la elaboración de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, especialmente en la definición de los nuevos 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, que fue aprobada definitivamente el pasado 25 de septiembre en Nueva York, tras un proceso histórico de concertación que incluyó consultas internacionales y nacionales.

España también ha contribuido en la configuración de la Agenda de Acción de Addis Abeba que se ocupa de la financiación del Desarrollo. Al igual que con la Agenda 2030, la Cooperación Española definió su posición a partir del trabajo de un grupo académico y los departamentos de la Administración General del Estado.

La negociación internacional sobre cambio climático en Naciones Unidas ha vivido un momento crucial en 2015. En el mes diciembre, la Cumbre del Clima de París acordará un nuevo tratado internacional, jurídicamente vinculante, que establezca el marco global de lucha contra el cambio climático a partir de 2020. La Oficina Española para el Cambio Climático coordina la posición española en la que la Cooperación Española tiene un papel activo.

La Acción Humanitaria ha ido evolucionando y se ha consolidado en los últimos años como un eje clave de la política española de cooperación internacional, tiempo en el que se ha pasado de una ayuda centrada en la respuesta a emergencias con el envío urgente de material de socorro a una ayuda de alcance amplio, que trabaja de forma coordinada con otros actores internacionales e incluye tanto acciones de preparación para la respuesta a desastres, como la atención a crisis olvidadas (refugiados saharauis y Colombia) y crisis crónicas (Sahel, Palestina y crisis siria e iraquí). 

La respuesta directa se realiza a través de envíos humanitarios inmediatos desde los Centros Logísticos Humanitarios de Torrejón de Ardoz (Madrid) y UNHRD (UN Humanitarian Response Depot) en Panamá, y desplegando un equipo de profesionales que se desplazan desde sede y desde las Oficinas Técnicas de Cooperación de la AECID, y focalizan su respuesta en los sectores de agua, saneamiento e higiene (WASH) y salud. En este último campo, la Oficina de Acción Humanitaria (OAH) está poniendo en marcha el Equipo Técnico sanitario Español de Ayuda y Respuesta en Emergencias (START), que estará listo para intervenir en 72 horas en emergencias humanitarias. La respuesta indirecta se gestiona a través de convenios de emergencia con ONG españolas y subvenciones de cooperación internacional a los actores humanitarios, que son el principal instrumento de financiación de esta oficina, ya sean ONG nacionales y extranjeras, agencias, programas o fondos de Naciones Unidas, el Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, etc.

La ejecución total en subvenciones de la ​(OAH) en 2016 es de 27,5 millones de euros. La situación presupuestaria ha obligado a focalizar la atención hacia un número más reducido de crisis humanitarias, siempre teniendo presente las necesidades de las poblaciones más vulnerables, aportando valor añadido y creando sinergias entre los proyectos de desarrollo y los humanitarios.

Actualmente, los 5 contextos de focalización prioritaria de la OAH por volumen de fondos son:

  • ​Crisis regional de Siria e Iraq.
  • Sahel.
  • Campamentos de refugiados saharauis.
  • Colombia.
  • Territorios palestinos.

Son los organismos especializados de Naciones Unidas (OCHA, UNICEF, PMA y ACNUR) y el Comité Internacional de la Cruz Roja los principales beneficiarios de las subvenciones concedidas por la OAH. Por otro lado, para las situaciones de emergencia la OAH dispone de instrumentos como los convenios de emergencias con ONG y el DREF (Fondo de Emergencias de Respuesta ante Desastre) de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que se activa ante desastres de pequeña y mediana escala que no dan lugar a un llamamiento de Naciones Unidas: para el período 2014-2017 existen convenios con cuatro ONG humanitarias españolas (Oxfam Intermón, Cruz Roja española, Acción contra el Hambre y Médicos sin Fronteras) cuya activación está prevista en un máximo de 72 horas y que tienen por tanto un funcionamiento flexible y eficaz que posibilita dar repuestas a emergencias.

Centro logístico de la Agencia Española de Cooperación (AECID)

Destaca la firma hasta la fecha de los documentos estratégicos de cooperación bilateral - Marcos de Asociación País (MAP) con Bolivia, Cuba, Honduras, Ecuador, Filipinas, Guatemala, Haití, Marruecos, Mauritania, Mozambique, Nicaragua, Níger, Palestina, Paraguay, Perú, República Dominicana y Senegal. El acuerdo con Malí está en proceso de elaboración, así como los segundos MAP con Colombia y El Salvador. Se está participando activamente en los Procesos de Programación Conjunta UE tanto en Bruselas, como a nivel de la Cooperación Española en sede y sobre el terreno. Igualmente destaca la firma de los Marcos de Asociación Estratégica con organismos de Naciones Unidas considerados estratégicos y prioritarios para la Cooperación Española, concretamente con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Naciones Unidas para las Poblaciones (FNUAP) y ONU-Mujeres.

Desde el punto de vista de la planificación de la acción multilateral, la SGCID ha elaborado el Documento de Priorización de Organizaciones Multilaterales de Desarrollo para lograr una mayor eficiencia y concentración de la ayuda multilateral. Este documento define unos criterios objetivos y técnicos que permitan identificar aquellos organismos multilaterales de desarrollo con los que la CE logre un mayor impacto de su acción multilateral, de modo que sea más afinada y realista, al tiempo que se evita la fragmentación de los recursos.

Durante el año 2016, se ha seguido trabajando en la Agencia Española de Cooperación la colaboración con las empresas, tanto en la constitución de alianzas público privadas para el desarrollo como en el fomento de la participación de empresas en proyectos de cooperación prioritariamente en el campo de la innovación,  se ha impulsado la formación interna, la información, el  asesoramiento y sensibilización en el ámbito de la cooperación empresarial, promoviendo y participando en foros y jornadas sobre empresa y desarrollo en colaboración con las principales asociaciones en la materia.

En 2015 los proyectos y convenios de ONGD han absorbido 55 millones de euros de fondos de la Agencia Española de Cooperación, en parte por los compromisos plurianuales de las subvenciones tipo Convenios 2014-2017, de larga duración , estratégicos para la Agencia y para las ONGD calificadas implementadoras, y en parte por la convocatoria de proyectos que en 2015 quiso privilegiar el ámbito humanitario, para recabar propuesta de ONGD con capacidad de actuar ante la crisis del Ébola y la crisis Siria. Respecto a este actor, es reseñable también que se consolida el apoyo a la Coordinadora de ONGD a través de una subvención nominativa, que se ha reeditado en 2016. Otro elemento reseñable del año ha sido la aprobación del nuevo Reglamento que regula el Registro de ONGD de la Agencia, pensado para actualizar la anterior normativa, así como para aclarar qué requisitos deben cumplir las entidades para poder ser calificadas ONGD, como consecuencia de la nueva normativa, más de 300 ONGD se han adecuado al nuevo registro, y otros cientos de entidades están en proceso de hacerlo. Respecto al año 2016, las ONGD continúan implementando sus convenios y se tramita con normalidad la convocatoria de proyectos de ONGD, en la que son elegibles todos los países socios prioritarios del Plan Director en vigor, así como Jordania y Líbano en los que se podrán financiar intervenciones de índole humanitaria.

En el ámbito de la cooperación financiera reembolsable, se ha aprobado el Marco de actuación de la Cooperación Financiera Rembolsable de la Cooperación Española así como un nuevo Reglamento del Fondo de Promoción del Desarrollo (FONPRODE) que permitirá  mejorar la actuación de instrumentos para lograr un mayor impacto en desarrollo. Asimismo se ha dotado de personal especializado a las OTC con mayor potencial de crecimiento en esta área. En este tiempo se ha firmado una operación de crédito a Ecuador con fondos del FONPRODE, acompañada de fondos de blending de la UE, además de diversas operaciones en el ámbito de la inclusión financiera."

La Coherencia de Políticas para el Desarrollo (CPD) es una prioridad para el sistema español de Cooperación Internacional para el Desarrollo. El informe 2015 de Coherencia de Políticas para el Desarrollo, realizado por la SGCID, incluye la revisión de la metodología de elaboración de los informes CPD. El informe será revisado por la Comisión CPD del Consejo de Cooperación con el fin de profundizar en el análisis del estado de la CPD en España.

Durante el año 2015, España presentó ante la OCDE el proceso de construcción de la posición común defendida tanto en las negociaciones para la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible como en la Agenda de Acción de Addis Abeba. Este proceso de participación inclusiva entre la administración y la sociedad civil ha sido puesto de relevancia como experiencia piloto de buenas prácticas en materia de Coherencia de Políticas para el Desarrollo.

En su apuesta por los procesos de integración regional como motor de desarrollo en África, la AECID continúa apoyando a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) en el marco de la relación privilegiada de España con la CEDEAO, consolidada con la celebración de la I Cumbre España-CEDEAO, en junio de 2009. Esta relación de partenariado se tradujo en un amplio y ambicioso programa de cooperación que continúa en ejecución y gracias al cual España a través de la CEDEAO apoya las políticas regionales en los sectores de la agricultura, la seguridad alimentaria y el desarrollo rural, las energías renovables, las infraestructuras y las migraciones.

En el ámbito de la seguridad alimentaria cabe destacar el inicio en 2015 de la ejecución de un proyecto de la UE, con un presupuesto total de 56M€, en apoyo a las reservas de seguridad alimentaria en África Occidental. Dicho proyecto, firmado en julio de 2014, supone la puesta en marcha de la primera intervención de la Cooperación Española en la ejecución de fondos europeos en el marco de una operación de cooperación delegada para África Subsahariana, por un importe de 4,8M€, para prestar apoyo al dispositivo de ayuda a la decisión y para el refuerzo general de capacidades de la ARAA (Agencia Regional para la Agricultura y la Alimentación de la CEDEAO).

Con NEPAD (New Partnership for Africa's Development), la Cooperación Española se centra en el ámbito del género gracias a la creación del Fondo para el Empoderamiento de las Mujeres Africanas, instrumento pionero en el continente africano y que ratifica el compromiso de España con la promoción de los derechos de las mujeres.

Como contribución al avance de los procesos democráticos, destaca el Programa APIA (Apoyo a Políticas Públicas Inclusivas en África Subsahariana), cuyo objetivo es contribuir a que el crecimiento de los países de África Subsahariana sea incluyente y equitativo, beneficiando a todos los ciudadanos. Para ello, APIA da apoyo a procesos locales de formulación y seguimiento de políticas públicas, con especial énfasis en la participación de la sociedad civil. El Programa APIA, gestionado conjuntamente por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP), concentra su actividad en los países considerados prioritarios por la Cooperación Española en la zona -Senegal, Malí, Níger, Mozambique, Etiopía y Guinea Ecuatorial-, y en las principales organizaciones regionales africanas como la Unión Africana, o la  CEDEAO, con las que la Cooperación Española trabaja en favor del desarrollo. Desde el año 2016, el Programa APIA cuenta con nueva financiación para iniciar una segunda fase, siguiendo las líneas estratégicas puestas en marcha dos años antes.

Con respecto a los países no prioritarios de América Latina con los que se mantienen relaciones bilaterales privilegiadas, se ha buscado la definición de un modelo propio de cooperación a través de la firma de Acuerdos de Nueva Generación. Hasta la fecha se han firmado acuerdos con Brasil, Chile, Costa Rica, México, Panamá y Uruguay.

En el marco del apoyo español al proceso de integración centroamericano, el Presidente Rajoy se reunió en marzo de 2015, en Guatemala, con los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA). En esta reunión se reiteró el compromiso del apoyo de España a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica. Se firmó una declaración conjunta en la que se reconocen la negociación conjunta del precio de los medicamentos, la ejecución de la Estrategia de Desarrollo Rural Territorial (ECADERT) así como la implementación de la política regional de género, los procesos de formación en Seguridad y los avances en la armonización del marco legislativo en materia penal.

En el ámbito del Fondo de Cooperación para el Agua y Saneamiento (FCAS) se ha seguido apoyando a los países en la consecución de servicios sostenibles de agua y saneamiento. Adicionalmente, el FCAS está trabajando con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para continuar la estrecha colaboración en el sector en América Latina, ampliando la posibilidad de trabajo a operaciones con fondos reembolsables. Nuestra entrada en el Aquafund (fondo donación del BID para apoyar con asistencias técnicas operaciones de préstamo en agua y saneamiento) podrá facilitar la concreción de esas operaciones.

También destaca la participación en operaciones de Cooperación Triangular con Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México, Perú y Uruguay.

En América Latina se han impulsado programas transversales como el Plan INTERCOONECTA, el Plan de Transferencia, Intercambio y Plan de Transferencia, Intercambio y Gestión de Conocimiento para el Desarrollo de la Cooperación Española en América Latina y el Caribe. Parte de un planteamiento que prioriza áreas temáticas y geográficas con enfoque diferenciado y el trabajo en el marco de la Gestión para Resultados de Desarrollo y la mejora de la transparencia y la rendición de cuentas. INTERCOONECTA supone adecuar la Cooperación Española a la nueva realidad de América Latina, contribuyendo al desarrollo a través del fortalecimiento de sus instituciones y la mejora de sus políticas públicas, consolidando una evolución desde la formación tradicional hacia la transferencia e intercambio de conocimiento. En 2016, y como una de las primeras acciones que ya visibilizan el impulso integrador de INTERCOONECTA, se ha puesto en marcha el Centro Virtual de Conocimiento, formado por un sistema interno de información y gestión y por un portal público.​

Se ha creado el programa ARAUCLIMA, presentado en la COP de Lima en diciembre de 2014, con el objetivo de apoyar acciones de mitigación y adaptación al cambio climático en América Latina, que preserven el medio ambiente y fortalezcan a los principales organismos e instituciones de la región, favoreciendo además su acceso a la financiación internacional en materia de lucha contra el cambio climático (Fondo Verde).

Se ha desarrollado una estrategia de intervención en una serie de líneas estratégicas que facilita el impacto y el valor añadido del Programa de Cooperación con Afrodescendientes en América Latina, que permitirá aglutinar las actuaciones con esta población meta a medio y largo plazo. El Programa Indígena sigue siendo seña identidad de la Cooperación Española, en seguimiento de los lineamientos de la Estrategia de la Cooperación Española con los Pueblos Indígenas (ECEPI), nacida en 2007, fruto de la implicación de la Cooperación Española con lo planteado en Declaración de Naciones Unidas para los Derechos de los Pueblos Indígenas.

En el marco del Programa Masar, "Programa de acompañamiento a los procesos de gobernanza democrática en el Norte de África y Oriente Próximo", es necesario destacar la participación de la Agencia Española de Cooperación en un proyecto europeo denominado Tahdir ("Fortalecimiento de la cohesión social para una sociedad civil siria democrática e inclusiva"), financiado a través del Instrumento de Política Exterior para contribuir a la Paz y Estabilidad de la Comisión Europea, y cuyo objetivo es preparar la transición tras el post-conflicto en Siria.  En su marco, se ha iniciado el proyecto Tahdir Al-Masar (que significa "prepararse para el camino"), cofinanciado al 50% por la Comisión Europea y la AECID: con un presupuesto total de 4M€ (2M€ de AECID y 2M€ de UE), a ejecutar durante 32 meses y consiste en la formación de un total de 1205 participantes sirios. Los tres ejes principales de actuación son: el empoderamiento femenino; la capacitación y apoyo a jóvenes líderes; y  medios de comunicación y gobernanza democrática. Es la principal, y más ambiciosa, actuación en curso de la Comisión Europea con población siria en el ámbito de desarrollo (aparte, por lo tanto, de la ayuda humanitaria).

En cuanto a la región de Oriente Próximo, es necesario destacar el "Proyecto Modernización de la Administración de Justicia en Egipto", el primero que se realiza en este ámbito de la Justicia por parte de la Unión Europea y en el que la AECID participa en un consorcio de entidades europeas. Este proyecto se inició en diciembre de 2014 y se espera su finalización en diciembre de 2018, con un presupuesto total aprobado de más de 9M €, de los cuales, a la AECID, le corresponde casi 1M€.

En lo que respecta a la cooperación con la UE, 2016 se ha continuado avanzando en la consolidación de la gestión de estos fondos dentro de la Agencia Española de Cooperación (AECID) de acuerdo con la normativa de la Comisión Europea en este  campo. Se continua ampliando el número de proyectos que se gestionan con fondos comunitarios. En total la AECID ha pasado a gestionar 18 proyectos de cooperación delegada (14  en América Latina, 4 en Africa y 1 en Asia) así como 4 subvenciones (una para España, otra para Siria, otra para Egipto y otra global para atender crisis humanitarias)) y  1 asistencia técnica (en Egipto) por un importe total de 162.955.114  Euros, lo que nos ha convertido en el tercer gestor de este tipo de fondos de cooperación de la UE tras Alemania y Francia. Asimismo se ha continuado con el  proceso de programación conjunta  en aquellos países priorizados por la cooperación comunitaria y la española. Estos últimos años se han dedicado esencialmente a la formación de los profesionales de la Agencia Española de Cooperación en todo lo relativo a funcionamiento, modalidades y gestión indirecta de los recursos de la Unión Europea.

Asimismo a finales de 2016 se espera firmar nuevos contratos de cooperación delegada en varios países de América Latina y África por importe de más de 45 millones de Euros.

​En 2014 España mejoró su ranking en el Índice de Transparencia de Publish what you fund, referencia en materia de Transparencia en el mundo de la cooperación. España ha pasado de situarse en el puesto 47 en 2013 (Very Poor) a ocupar el puesto 21 en 2014 (Fair), nivel de países donantes de la UE, sólo por detrás de Reino Unido, Suecia, Alemania y Holanda.

Se han impulsado programas transversales como el Plan de Transferencia, Intercambio y gestión del conocimiento, que ha supuesto el lanzamiento del Centro Virtual de Conocimiento.

En la Agencia Española de Cooperación, la Dirección de Relaciones Culturales y Científicas, con un presupuesto de 23.172.733 millones de Euros, asume competencias relacionadas con la cooperación cultural española en el exterior. En 2016 han continuado los dos principales programas de Cultura y Desarrollo en los países prioritarios para la Cooperación Española: Programa de Patrimonio para el Desarrollo y el Programa ACERCA para la Capacitación en el Sector Cultural. Además, se ha contribuido a la construcción del Espacio Cultural Iberoamericano a través de la Red de Centros Culturales y los Programas IBER.  Adicionalmente se han desarrollado un creciente número de acciones para la promoción de la cultura y la ciencia en España con especial atención a la conmemoración del IV Centenario de la Muerte de Cervantes.

Entre 2014 y 2016 se han mantenido y mejorado los programas de Becas MAEC-AECID que, tras más de seis décadas de andadura, se han consolidado como uno de los instrumentos más preciados de la política exterior y de la cooperación española. Presentan una amplia oferta de formación dirigida a ciudadanos extranjeros y españoles para investigación, formación, creación y prácticas en España y en el exterior, en cooperación al desarrollo y en materias vinculadas a la cultura, la educación y el arte. Adicionalmente, también se ha ampliado el Programa de Lectorados (estancias de profesores adjuntos a una universidad o escuela extranjera para la enseñanza del español) una de nuestras herramientas fundamentales para la difusión del Español en el mundo.​

Durante el último año se ha reforzado también el papel de las relaciones institucionales para la Cooperación Cultural y Científica. Esto se ha llevado a cabo mediante la negociación de Convenios en materia educativa (especialmente en lo que se refiere al Reconocimiento de Títulos y Estudios), el reforzamiento de nuestra presencia en la UNESCO donde España ha renovado su mandato en el Consejo Ejecutivo- la consolidación de la diplomacia científica (fortaleciendo las relaciones bilaterales en determinados países y mediante la interacción con las asociaciones de científicos españoles en el exterior) y la colaboración en distintos consorcios de infraestructuras internacionales de Investigación y Desarrollo.

Al Convenio Marco de Cooperación para la Articulación, Coordinación y Complementariedad en materia de Cooperación Descentralizada se han adherido las CCAA de Aragón, Cantabria,  Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Valencia, La Rioja, Islas Baleares, Madrid, Murcia, Navarra y Extremadura, y se mantienen los esfuerzos para incorporar al resto. Respecto al Convenio específico de Programación Conjunta en materia de Acción Humanitaria, que articula la aportación de recursos en operativos de respuesta directa a catástrofes humanitarias, se han unido Galicia, La Rioja, Castilla-La Mancha, Islas Baleares, Madrid, y Extremadura en 2015. En el ámbito de las Entidades Locales, y para el fortalecimiento de las estructuras de cooperación de las mismas y de los mecanismos de información mutua y de coordinación, se ha renovado en este año el Convenio de colaboración entre la FEMP y la SGClD sobre la consolidación del sistema de información Info@OD, la participación en los MAP y la incorporación en el Plan de Evaluaciones.

El Área de Educación de la Cooperación Española ha participado en el II Foro Mundial de la Educación en Incheon (Corea) donde se hizo pública la declaración que sitúa este sector en una posición preferente en el escenario que se acaba de iniciar para la Agenda 2030 y que finalizará con la adopción del Marco de Acción por la Educación. También se ha intervenido en el Consejo de Dirección de la Alianza Mundial por la Educación (Global Partnership for Education) donde se han sentado las bases para la elaboración del Plan Estratégico 2016 - 2020 de esta iniciativa.

En marzo de 2015 tuvo lugar en Sendai (Japón) la 2ª Cumbre Mundial sobre Reducción de Riesgos de Desastres, en la que la comunidad internacional adoptó el compromiso de invertir en prevención de riesgos y en un desarrollo sostenible y resiliente al clima. La SGCID ha elaborado el documento de Directrices para orientar la Cooperación Española hacia la adopción de un enfoque de Construcción de Resiliencia para el Desarrollo, con el objetivo de introducir lenguaje y técnicas de gestión de riesgos en nuestras actuaciones, y ayudar a transitar hacia un nuevo modelo de desarrollo alto en cuota de biodiversidad y equidad y bajo en carbono.

En el ámbito de la evaluación, como medio para generar aprendizajes en el sistema, el primer gran avance se produjo con la aprobación de la Política de Evaluación de la Cooperación Española en 2013 que establecía un marco general para el desarrollo de evaluaciones. Proporcionando la necesaria continuidad y adoptando medidas para la implementación de este marco en el último año se han producido mejoras significativas respecto al número de evaluaciones realizadas, la generación de herramientas para asegurar su calidad y al incremento de evaluaciones publicadas, pasando a disponer de una base de datos de más de 200 evaluaciones, lo que está generando conocimiento sobre procesos y productos de la Cooperación Española. Además, se ha mejorado en materia de rendición de cuentas al Parlamento con la presentación de los Informes Anuales de Evaluación 2013 y 2014 elaborados en consulta con el resto de actores del sistema. A pesar de estos logros, es preciso un mayor foco en resultados e impactos y en la promoción de la cultura de evaluación y la rendición mutua de cuentas con los países socios.

Por último, destacar que, en el marco del proceso de concentración geográfica de la Cooperación Española, en agosto de 2014 se aprobó el Real Decreto que aprueba la supresión de las Oficinas Técnicas de Cooperación en Angola y Namibia, de los Centros Culturales en Bogotá, Quito y Brasilia y de creación de la Oficina Técnica de Cooperación con la Comunidad Económica de Estados del África Occidental, con sede en Abuja (Nigeria) y del Centro Cultural de la AECID en La Paz.

Información diplomática

Durante el año 2014 se redobló el esfuerzo en el área de la comunicación e información al público del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC) a través de los instrumentos tradicionales y habituales. A lo largo del año, el MAEC emitió 383 comunicados y 281 notas de prensa y programó 13 "briefings" a los medios sobre temas de actualidad y relacionados con la agenda de los altos cargos del Ministerio.

El compromiso divulgativo del Ministerio por acercar la acción exterior a la sociedad se materializó con dos exposiciones divulgativas en 2014 que contaron con una gran aceptación por parte de la ciudadanía. Durante los meses de febrero y marzo, Casa America y Casa Asia respectivamente, acogieron la muestra '1986-2014: España en Europa', un recorrido en el que se hizo balance de lo que la Unión Europa ha significado para España y lo que España ha aportado a la Unión Europea.

Asimismo, debe destacarse el homenaje que se realizó al Servicio Exterior y su respuesta humanitaria a través de la exposición 'Más allá del deber', exhibida en el Palacio de Santa Cruz entre los meses de noviembre y diciembre. Esta muestra explicó a través de paneles, fotografías y objetos personales las acciones (muchas de ellas desconocidas hasta la fecha) desarrolladas durante la Segunda Guerra Mundial por dieciocho funcionarios españoles que, con sus acciones individuales, lograron salvar a miles de judíos de la deportación y el exterminio nazi.

En 2014 se dio también un impulso importante a la formación, organizando dos sesiones online del Curso de Diplomacia en Red, dirigido a personal diplomático y a funcionarios del Servicio Exterior destinados en Madrid o en el extranjero. El curso se saldó con un balance muy positivo en ambas ediciones.

En 2015 y primera mitad de 2016 el servicio al ciudadano ha continuado siendo el eje central de la labor informativa y de comunicación, además de la explicación y divulgación a la opinión pública de los principales componentes de la Política exterior de España.

En 2015-16 se ha dado un impulso importante a la comunicación por medios digitales. Entre enero y abril de 2015 se lanzó el Plan de Diplomacia Digital, destinado a generalizar la presencia en redes sociales de las embajadas y consulados en el exterior mediante instrucciones, obligatorias para las oficinas  en el exterior,  de presencia en redes sociales y gestión de las páginas web. Estos  trabajos han continuado en 2016 con el desarrollo de medios técnicos adecuados, formación del personal diplomático, y revisión externa de las webs siguiendo criterios calidad y  gobierno abierto.

En el capítulo de formación, se han organizado  4 cursos "online" y otros tantos presenciales, sobre manejo de redes sociales dirigidos a personal diplomático y a funcionarios del servicio exterior, así como cursos para portavoces y otras materias conexas.

Se ha consolidado la presencia activa y generalizada del Ministerio en las redes sociales más habituales (Twitter, Facebook, Youtube y, desde abril de 2016, Instagram), con importantes saltos cualitativos. En la actualidad el Ministerio dispone de "análisis de sentimiento", recuentos generales, y otros estudios que permiten hacer una valoración de conjunto muy positiva. Asimismo ha aumentado el número de respuestas a preguntas directas.

En conjunto, las cuentas del MAEC y sus oficinas contaban con más de 750.000 seguidores en julio de 2016. La cuenta de Twitter del MAEC tenía hasta julio más de 108.000 seguidores y la de Facebook más de 55.000 amigos.  El volumen de "impresiones" es superior al medio millón al mes en cada uno de estos dos canales. En situaciones de emergencia la información del MAEC ha superado los 2000 retuits directos.

Esta presencia  se desplegó también en idiomas distintos del español y, así, destaca el reciente impulso a la cuenta de Twitter del MAEC en inglés @SpainMFA.  Por otro lado se ha dado un fuerte empujón a la creación de materiales audiovisuales y de divulgación en distintos idiomas, en especial a través de infografías y videos, realizados tanto por el Ministerio como  por las propias embajadas a través de un sistema descentralizado y de consignaciones a las embajadas designadas "hub" o "punto focal".  Estos videos e infografías  han generado una pluralidad de materiales de variada temática y estilo,  desde la difusión científica hasta el humor,  y en idiomas que van desde el francés al árabe o al chino, cuyo fin último es la comunicación directa con el ciudadano, la divulgación de información relevante, la difusión de una imagen más moderna y variada sobre España, y una mayor cercanía a los públicos locales.

Las redes sociales se han convertido en una herramienta fundamental para la atención consular, que tienen su mayor ejemplo en situaciones de emergencia. Se han desarrollado pautas de actuación y protocolos internos destinados a una la rápida difusión de la información más útil a los afectados e interesados.

La web del MAEC ha fortalecido su papel de herramienta informativa de la política exterior española e instrumento de servicio público gracias a una extensa red integrada por el portal central del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y las 217 subwebs de nuestras embajadas y consulados. La apertura de un epígrafe de "sugerencia web", la inclusión en la web de accesos directos a las redes sociales del MAEC, o la auditoría externa realizada a estas 217 subwebs, se encuadran en esa apuesta del Ministerio por una web 2.0.

La web se ha convertido en el canal idóneo para seguir la posición de España en los asuntos de política exterior. La web recoge noticias sobre la política exterior española y los hitos más importantes de la agenda del Ministro y de los secretarios de Estado (ruedas de prensa, actos institucionales, participación en foros multilaterales, viajes oficiales, etc.).

Durante el último año, se ha perfeccionado la actualización de las casi 200 fichas país disponibles en la web. Las fichas país, que presentan el contenido informativo esencial de cada país del mundo y analizan las relaciones bilaterales de España, se han convertido en una herramienta indispensable que recoge los datos más precisos de la presencia de España en el exterior.

Siguiendo la prioridad de hacer de la web un instrumento de servicio público, se han reforzado los contenidos orientados a los españoles que viajan al extranjero ("recomendaciones de viaje") y a aquellos que residen fuera de España ("vivir en"). Además, las webs de nuestros consulados y embajadas recogen información completa sobre las principales gestiones que realizan los españoles en el exterior.

El resultado de este esfuerzo por dar una información actualizada y un servicio público eficaz en la web se ha traducido en una notable subida en el tráfico de visitas, que supera mensualmente el millón de usuarios únicos.

A través de los cauces tradicionales se ha podido difundir la toma de posición del Gobierno español en materia de Política Exterior sobre un amplio espectro de asuntos de relevancia internacional a través de más de 530 comunicados de prensa en el período cubierto por el presente informe. Al mismo tiempo, el MAEC ha puesto en conocimiento de la opinión pública las actividades del ministro, de los secretarios de Estado y del Departamento en su conjunto, por medio de 450 Notas de prensa en el mismo período. Destaca en particular, el esfuerzo explicativo del papel de España como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) en el período 2015-2016 con, entre otras, Notas de prensa semanales sobre actividad del CSNU o la candidatura de España para el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Tanto las Notas de Prensa como los Comunicados son publicados en la web del MAEC tras su divulgación con el objeto de facilitar el acceso del público a los mismos.

Como cada año, tanto en 2014 como en 2015 y 2016, se ha divulgado la campaña "Viaja seguro" que tiene como objetivo dar a conocer los servicios consulares que nuestras representaciones en el extranjero pueden prestar a los españoles que viajan por razones, familiares, de ocio o profesionales y una serie de consejos básicos que pueden ser útiles durante su desplazamiento al exterior. Para ello se han utilizado diversos soportes publicitarios como flyers, posters, folletos y spots publicitarios difundidos a través de la red de aeropuertos de AENA, redes sociales, entrevistas en medios de comunicación de responsables de la actividad consular en el MAEC, etc.

Con ese mismo objetivo, aunque de manera más específica, se ha continuado la difusión en web y redes sociales de la campaña para estudiantes con becas Erasmus que se puso en marcha en 2013. El objetivo es ofrecer recomendaciones específicas para los miles de estudiantes españoles que se matriculan anualmente en universidades europeas.

Con motivo de la conmemoración del 30º Aniversario de la firma del Tratado de Adhesión de España a las entonces Comunidades Europeas (12 de junio de 1985) se celebró en el mismo lugar de la firma -el Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid- un acto que estuvo acompañado de una exposición fotográfica organizada por el MAEC que quería  evocar e ilustrar los años de pertenencia de España a la Unión Europea para destacar tanto lo que ha representado Europa para España como la aportación de nuestro país a la construcción europea.

Finalmente, en 2016 se conmemoran los 60 años de relaciones entre España e India, circunstancia que motivó la organización de una exposición fotográfica organizada por la Embajada de España en India a la que contribuyó el MAEC a través de la Oficina de Información Diplomática.

Las Casas y la Red de Casas como instrumentos de diplomacia pública

Fachada de la Casa África (Casa África)La Red de Casas y las seis Casas que la componen (Casa de América, Casa Asia, Casa África, Casa Árabe, Centro Sefarad-Israel y Casa Mediterráneo) constituyen un instrumento de primer orden de la Diplomacia Pública española, que complementa la diplomacia tradicional con dos grandes objetivos: en primer lugar, comunicar y difundir nuestras prioridades en materia de política exterior entre representantes de la sociedad civil de terceros países, y, en segundo lugar forjar alianzas con y entre representantes de la sociedad civil internacional en sentido amplio, para ayudar a cumplir los objetivos de la política exterior española.​ 

La organización de actividades de alto perfil dentro y fuera de España, dirigidas a fortalecer nuestra imagen e influencia en sus respectivas zonas geográficas y a apoyar la internacionalización de nuestras empresas, constituye la parte más visible de su labor. 

En 2014, las Casas tuvieron una intensa actividad. Casa de América volvió a celebrar en octubre, con gran éxito, su programa de actividades "América nos une".  Casa Asia​, por su parte, fue actor clave en el programa de actividades con motivo del Año Dual España-Japón, así como en la celebración de las Tribunas España-Corea y España-Filipinas. El Centro Sefarad-Israel siguió fortaleciendo los vínculos entre España y las comunidades sefardíes de la diáspora a través de su programa Erensya. Casa Árabe llevó a cabo en enero en su sede de Córdoba una reunión de líderes opositores y representantes de la sociedad civil. Casa África impulsó,  por quinto año consecutivo, en colaboración con la Organización Mundial del Turismo, la iniciativa "INVESTOUR" para apoyar al sector turístico empresarial en su expansión  internacional, además de un Seminario en Nueva York relativo a Inversión y Turismo en África. Casa Mediterráneo por su parte fue escenario de la Reunión de Ministros de Asuntos Exteriores del Grupo Mediterráneo en el mes de abril.

Por lo que se refiere a 2015 y 2016, estas son algunas muestras de lo más destacado:

​Entre sus numerosas actividades Casa de América ha programado en 2015 y 2016 los ciclos literarios Inca Garcilaso de la Vega, 400 años y Rubén Darío, 100 años después, de cine iberoamericano Rupturas y Cartografía de la memoria, e históricos Hernán Cortés, una visión del siglo XXI y Felipe II y América, ha presentado la exposición Bernardo de Gálvez, la presencia de España en México y EE.UU., ha organizado los ciclos de debate América Vota, T+ de Casa de América y Tribuna EFE-Casa de América, ha continuado con los Conversatorios en Casa de América, en colaboración con RTVE y lanzado el proyecto digital Americanosfera.

En Casa Árabe se celebraron exposiciones como la del artista palestino Khalil Rabah "Proyectos a escala", conferencias como "Cervantes y el mundo Islámico", cursos de árabe, el encuentro empresarial "Destino Marruecos. Un país de oportunidades", el "II Foro empresarial España - Países árabes", el Grupo de trabajo sobre "Reconstrucción postconflicto en la región MENA", "El papel de la sociedad civil y las mujeres en la reconstrucción de Siria" o la "I Feria del Libro Hispanoárabe".

Por su parte, el Centro Sefarad-Israel albergó la "exposición: La pintura neofuturista de Daniel Schinasi", celebró el "Día Europeo de la Cultura Judía", con una actuación de la soprano Ainhoa Arteta, participó activamente en los actos de conmemoración del 30 aniversario de relaciones diplomáticas España-Israel, acompañó al secretario de Estado Ignacio Ybáñez en sus desplazamientos a Mauthausen y a la comunidad sefardí de Sofía, promovió actividades vinculadas al estudio del Holocausto que incluyeron la intervención de supervivientes de la barbarie, participó en la recepción de SM el Rey Felipe VI con motivo de la entrada en vigor de la Ley de Nacionalidad a favor de los sefardíes y programó una media de tres actividades por semana vinculadas principalmente al arte y al conocimiento.

En Casa África se celebró el "VII Foro anual de inversiones y negocios turísticos en África (INVESTOUR)", el "I Encuentro de Think Tanks España-África", el "Encuentro de Parlamentarias Canarias-África", la Exposición Mujeres del Congo, de Isabel Muñoz y Concha Casajús, o la presentación del informe "África 2016 Perspectiva económicas" junto con la OCDE. Próximamente tendrá lugar el "I Encuentro de Periodistas África- España", y el "Encuentro Tech Hubs España-África".

En Casa Mediterráneo cabe destacar la organización de la "Primera Conferencia Internacional de Diplomacia Preventiva" o el II Encuentro internacional de la Empresa Familiar" y el "II Encuentro Internacional de Arte Mediterráneo".

Por último, Casa ​Asia  organiza numerosas actividades tanto en su sede de Barcelona como de Madrid. Entre ellas, el "Encuentro Empresarial" junto a la CEOE, el "IV Congreso Internacional sobre turismo Asiático", el "V Foro Español de Investigación en Asia-Pacífico", el "X Premio Internacional de Manga", la IX Edición del Programa Futuros Líderes Chinos sobre "Desarrollo Urbano Sostenible" o la exposición "Hiroshima y Nagasaki, los únicos ataques atómicos de la historia". Casa Asia ha sido galardonada en el 2016 con el premio Ministro de Asuntos Exteriores de Japón.Además de la programación individual de actividades de las Casas, la Red de Casas tiene un programa diario de en Radio5 (RNE) llamado "El Mundo desde las Casas" en el que un periodista recoge las actividades semanales de la​s Casas mediante entrevistas y reportajes sobre las mismas. Por otra parte, en el Blog "Red de Casas" del diario EL PAIS los protagonistas de los actos tienen ocasión de narrar desde su perspectiva el contenido del mismo, contribuyendo así a la difusión de su programación. La red de Casas también organiza cursos universitarios sobre "Diplomacia Pública" o temáticos como el curso sobre "Diásporas e Interculturalidad en el S.XXI" que se celebró recientemente en la Escuela Diplomática. 

Instituto Cervantes

La labor de difusión cultural cuenta también con otro instrumento destacado, el Instituto Cervantes, encargado de la doble misión de promover universalmente la enseñanza, el estudio y el uso del español, y de difundir el patrimonio lingüístico, cultural, histórico y artístico de los pueblos de España, así como el que tienen en común con los países hispanohablantes. Está presente en 86 ciudades de 43 países de los cinco continentes. Merced a sus programas de evaluación y certificación de conocimientos, acreditación de centros de enseñanza, formación de profesores, ordenación académica y desarrollo de manuales, así como a sus plataformas de aprendizaje por internet, el Instituto Cervantes es reconocido en todo el mundo como una institución de referencia para la mejora del estatus internacional del español, garante de una enseñanza y aprendizaje de calidad.

Enlaces y documentos

Enlaces

Normativa

Documentos