Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nuevaCompartir en Linkedin: abre ventana nuevaCompartir en Orkut: abre ventana nuevaCompartir en Tuenti: abre ventana nuevaCompartir en Delicious: abre ventana nuevaCompartir en MySpace: abre ventana nueva

Para compensar a la flota que no puede faenar por las actuaciones ilegales de las autoridades gibraltareñas

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente tramita ayudas para la flota pesquera de los puertos de Algeciras y la Línea de la Concepción

Lunes, 12 de agosto de 2013
Pescador

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha iniciado la tramitación de un proyecto de orden de ayudas de mínimis para la flota pesquera de los puertos de Algeciras y La Línea de la Concepción, para paliar la pérdida de ingresos de aquellos buques pesqueros que no pueden faenar el  caladero de la Bahía de Algeciras,  como consecuencia de  las actuaciones de las autoridades gibraltareñas.

Contactos con el sector

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha mantenido contactos constantes con el sector pesquero, asociaciones y cofradías de pescadores representantes de buques que faenan habitualmente en la Bahía de Algeciras desde marzo del pasado año 2012, con el fin de conocer la situación por la que atravesaban los buques afectados por las acciones que venían llevando a cabo las autoridades de Gibraltar, que impedían la actividad normal de dichas embarcaciones.

Ante estos hechos, el Departamento comenzó en el marzo pasado a elaborar un borrador de orden que contemplaba posibles ayudas a los afectados que, queriendo faenar en sus caladeros habituales, no lo pudiesen hacer por presiones gibraltareñas.

Desde marzo hasta finales de julio, la situación se había logrado mantener, no sin algún incidente, dentro de ciertos límites de normalidad, por lo que la tramitación de la mencionada Orden quedó suspendida.
 
A raíz de los acontecimientos del día 26 de julio, cuando las autoridades gibraltareñas vertieron ilegalmente en la Bahía de Algeciras unos setenta bloques de hormigón de grandes dimensiones y armados con ganchos, utilizados para la creación de arrecifes artificiales e impedir la pesca, se consultó nuevamente a los agentes implicados para conocer el grado de afectación de la nueva situación.

Los pescadores  transmitieron la imposibilidad de faenar en el caladero de la Bahía de Algeciras, lo que conlleva pérdidas económicas para los pescadores afectados que repercute  negativamente en el empleo y en la situación económica de la zona.

Como consecuencia de lo anterior, el Ministerio ha reiniciado la tramitación de la orden de ayudas para compensar la merma de ingresos de los pescadores. 

Características de las ayudas

Son ayudas de mínimis que, según establece el Reglamento (CE) 875/2007 de la Comisión, permiten pagar a las empresas armadoras una cantidad que puede llegar a un máximo de 30.000 euros brutos durante un periodo de tres años.

En este caso, las ayudas se otorgarán por un periodo de 6 meses de duración a contar desde el 1 de agosto de 2013 hasta el 31 de enero de 2014 y podrán prorrogarse en caso que la situación actual persista.

Los beneficiarios de las mismas serán los buques afectados de las modalidades de cerco, trasmallo y rastro, pertenecientes mayoritariamente a las cofradías de pescadores y asociaciones de La Línea de la Concepción y de Algeciras.

A expensas de determinar la cifra definitiva de buques y tripulantes afectados, el MAGRAMA hará una reserva de 900.000 euros para financiar esta línea de ayudas durante un período máximo estimado de 30-36 meses.

La publicación de esta orden ministerial de ayudas, que se encuentra en trámite de informes y consultas sectoriales preceptivos, se prevé para antes de finalizar este mes, con efectos desde el 1 de agosto. Los primeros cobros se materializarán a lo largo del mes de septiembre.

Los tripulantes, incluidos los armadores enrolados en los barcos, también serán compensados, si bien deberán percibir las ayudas de los armadores o propietarios de las empresas armadoras.

El cálculo de las ayudas se efectuará de acuerdo con las estimaciones de pérdidas de ingresos derivadas de la actividad que los buques desarrollaban de forma habitual en esta zona, conforme a los registros de la Junta de Andalucía y la propia Secretaría General de Pesca y extrapolando lo que se ha venido pagando en casos de paralización temporal para este tipo de embarcaciones, así como a sus tripulantes.

»Más Información